»Imagen ilustrativa

Desde 1948, se conmemora la fundación de la Organización Mundial de la Salud; OMS; cada 7 de abril. Este 2020 es el «Año Internacional del Personal de Enfermería y de Partería», en un contexto mundial marcado por el coronavirus.

En un año en que nada hacía preveer la pandemia de coronavirus y que ha obligado a los países a decretar medidas de confinamiento de la población, la OMS recordó que el tema para este 2020 es «Año Internacional del Personal de Enfermería y Partería».

En materia de salud pública, el personal de enfermería y partería desempeña una función crucial en la prestación de servicios, ya que consagran sus vidas a cuidar a las madres y los niños, administrar vacunas que salvan vidas, proporcionar consejos de salud, cuidar de las personas mayores y, en general, satisfacer las necesidades sanitarias esenciales del día a día.

Además, suelen ser el primer y el único lugar de atención disponible en sus comunidades. A fin de lograr la cobertura sanitaria universal, el mundo necesita que el personal de enfermería y partería aumente en 9 millones.

En un año marcado por la pandemia de Covid-19, en donde se pone de manifiesto la necesidad urgente de fortalecer el personal de salud a nivel mundial. Un nuevo informe titulado Situación de la enfermería en el mundo 2020 realiza un examen en profundidad del componente más numeroso del personal de salud.

En sus conclusiones se revelan importantes deficiencias en el personal de enfermería y se señalan las esferas prioritarias de inversión en materia de formación, empleo y liderazgo para fortalecer el personal de enfermería en todo el mundo y mejorar la salud de todos.

El personal de enfermería representa más de la mitad del personal de salud que hay en el mundo, y presta servicios esenciales en el conjunto del sistema sanitario. A lo largo de la historia el personal de enfermería ha estado en primera línea de la lucha contra las epidemias y pandemias que amenazan la salud a nivel mundial, igual que sucede hoy.

En todos los lugares del mundo están demostrando su compasión, valentía y coraje en la respuesta a la pandemia de COVID-19: nunca antes se había puesto más claramente de relieve su valía.