»Municipalidad de Aguaray (Imgen: GM)

Residentes de la localidad acercaron un audio registrado en la última reunión que mantuvo el intendente Jorge Prado con ellos, acompañado por un representante de empresa financiera; Banesco Internacional; a quien presentó como un inversor con intenciones de construir una clínica privada de nivel 3 de complejidad.

La Dra. Gladys Paredes; diputada provincial en diálogo con FM Alba; explicó por qué nuevamente el jefe comunal incurre en delito. «Banesco Internacional es una financiera, así se ve en una página que tienen en internet, oriunda de Venezuela«, detalló, «esta persona, que dice ser el representante, dice que vienen a invertir en Aguaray y esa inversión consiste en edificar una clínica privada de nivel III de complejidad«.

La legisladora aclaró que Aguaray tiene un nivel de complejidad II, mientras que Tartagal registra un nivel de complejidad III. «La complejidad significa que, en caso del Nivel III, se cuenta con quirófano, terapia neonatal, de adulto (…) el Nivel II significa que solo tiene atención básica, es decir consultorios, salas, odontología y laboratorio básico«.

Tanto el intendente como el representante de la financiera agregaron también que esperaban la autorización de provincia para el ingreso; vía Panamá; de guantes, barbijos quirúrgicos y una máquina de plasma, «para extraer plasma de la gente», procedimiento que solo puede realizar el Centro de Hemoterapia Regional de la Provincia de Salta.

Todo el panorama suscitó su atención, además de citar que querían presentar el proyecto al gobernador Gustavo Sáenz, para poder brindar mano de obra.

«No me opongo al trabajo (…) ¿pero quién va a ir a la clínica? El que tiene obra social (…) no puede aceptar una clínica cuando el hospital podría estar con más profesionales y mejor equipado«, planteó. En tercer lugar, dijo, «como intendente no puede ignorar que en la provincia hay una regionalización de salud«; con hospitales de cabecera (caso Tartagal) y hospitales satélite o Nivel II (Mosconi, Aguaray, Salvador Mazza).

«Es raro que un intendente no se asesore sanitariamente ni consulte con el ministro (de Salud) (…) y le diga a la gente que espera a que vaya el gobernador para que le muestre lo que van a hacer». Para completarla, la Municipalidad adelantó que donará un terreno que originalmente se destinó a la construcción de un hospital para que se construya la clínica.

«Cuando le cedés un terreno a  una empresa, les das acceso a créditos provinciales para construcción y lo que necesiten (…) al final les das un terreno y ellos se llenan de plata sin invertir un peso», concluyó.