»Alejo Gallardo, presidente recién electo del IPPIS (Foto: prensa Gobierno de Salta)

 

Alejo Gallardo, nuevo presidente del IPPIS, aclaró que el organismo estará cerrado por espacio de 10 días por los trabajos de remodelación que se llevan a cabo y este lapso; acusó; es el que pretende aprovechar Indalecio Calermo para tomar el cargo de presidente y de paso evitar una auditoria. Este proceso, expuso Gallardo, lo compromete seriamente y por eso desconoce a todo nuevo presidente. Anunció que por el atropello del dirigente radicará denuncias ante la justicia.

Este miércoles al mediodía, los caciques wichis Indalecio Calermo y Esteban Soruco pretendieron ingresar por la fuerza al IPPIS en Salta Capital, pero fueron contenidos por la Policía, presente en el lugar.

Gallardo recordó que la presidencia del organismo; como se acordó en sus normativas; es rotativa y «así lo demostraron los vocales presentes (8 de 9) y me apoyaron», alegó. «No me sorprende que Calermo haga estas cosas. Él ya es un hombre grande acostumbrado a mandar a las comunidades, en una institución (…) a mentirle a la gente, como le puedo llamar yo», tachó.

Ya el dirigente, como sucede en todas las elecciones del IPPIS, acusó fraude, robo y demás; y enterado que la sede todavía no trabajaba, dijo estar disconforme con el nuevo presidente elegido y se ofrecía para la conducción. «No está de acuerdo que yo conduzca la institución porque sabe que hay un error adentro y este error la gente lo tiene que saber». 

Dijo estar dolido por el apoyo que le dio este grupo de paisanos, por la distancia que recorrieron sin saber realmente qué es lo que está pasando. «¿Por qué no me llama para que hablemos con el presidente del IPV?», respondió Gallardo ante la denuncia por viviendas que hizo Calermo.

 

»Incidentes este mediodía en Salta Capital (Crédito foto: FM 89.9 Profesional)

 

Hoy el IPPIS está en proceso de auditoría por la Sindicatura de Salta, «y eso me tiene preocupado», agregando que no pudo dialogar con el grupo de originarios «porque hay paisanos muy agresivos dentro de la manifestación». Aclaró que no se reunió con nadie, «porque la situación estaba muy complicada». 

Señaló que el organismo no se audita desde la época de Calermo y trajo a colación que durante la dirigencia de Enrique Arello (guaraní), el cacique intervino el IPPIS y quemó gran cantidad de documentación e incluso computadoras. «Hoy auditan porque yo lo pedí, para recibir la institución como corrresponde». 

Esta tarde esperaba sí dialogar con la ministra Edith Cruz; de Asuntos Indígenas; pero adelantó que radicará denuncias ante las amenazas que recibió, recalcando que él es muy diferente a Calermo y como presidente trabajará como debe ser, igual la Comisión. «Está muy molesto porque antes los cheques salían cuando se le cantaba la gana, porque conducía él», recordando que como vocal que es deberá asumir responsabilidades.

Gallardo rememoró que hay obras inconclusas, abandonadas, y que se a la época en que la dirigencia era ejercida por el cacique wichi. «Voy a ir por otro lado, que es una resolución que ampara al suplente de Calermo (…) que es Filiberto Barriel (de Santa Victoria Este) (…) no tengo problema en hablar con nadie pero amenazas no voy a tolerar».

Sobre el faltante de 17 millones de pesos, explicó que hay dinero faltante; no esa suma; y sobre el cual se acusó a la dirigencia anterior (Romelia Durán), pero que «es de una obra que Calermo conoce perfectamente y cuyo dinero se envió (…) no puede venir y acusar así al gobierno porque él no puede manejar nada».