»Los manifestantes en el rearmado de la Carpa, bajo la mirada de efectivos policiales (Foto: FM Panamericana)

 

El intendente Alfredo Llaya aseguró que envió a desmantelar la carpa de la comunidad «Raíces Nuevas» porque hacía dos semanas que no se veía a ninguna persona allí. Respondiendo al pedido de quienes bogan por la limpieza, fue que dió la orden. Por no existir una orden judicial, el abogado de la comunidad; Hernán Mascietti; sostuvo que Llaya incurrió en un abuso de autoridad.

El jefe comunal de Embarcación explicó así a FM Alba; tras la consulta de rigor; los motivos por los cuales una cuadrilla de empleados municipales levantó ayer miércoles la carpa de Happo P+au (Raíces Nuevas) y aseguró que dió la orden porque «hacía dos semanas que no se veía gente en el lugar». 

«La gente me decía que sacara todo de ahí si no había nadie», dijo vía teléfonica, «pero bueno, ayer se aparecieron y hubo que dejar todo». Llaya agregó que, como intendente de la localidad, debe mantener el orden y bregar por la limpieza, además de lo que era un espacio de potencial peligro si nadie hacía guardia allí.

No dejó de lado su molestia por quienes calificó de protectores de conflictos. En declaraciones al Nuevo Diario, el abogado Mascietti señaló que había que «denunciar al intendente por abuso de autoridad, porque ha utilizado a la gente de la Municipalidad, los recursos de la Municipalidad, la maquinaria de la Municipalidad y de eso no debe haber ningún acto administrativo, o sea resolución de visto, considerando y resuelvo, que avale ese trabajo”.

“De alguien tiene que haber salido esa orden y la orden tendría que estar escrita. Es abuso de autoridad, porque no hay una orden legítima”.