»Imagen ilustrativa

 

Las altas temperaturas y el consecuente aumento en el consumo fueron los motivos señalados por la empresa prestataria del servicio ante la baja presión y cortes que se registran en Tartagal y alrededores. En el comunicado difundido llaman a la colaboración de todos los usuarios para el «uso responsable del agua potable en esta época crítica por la escasez del recurso». 

La empresa Aguas del Norte comunicó este viernes que la prestación del servicio de agua potable en la zona, puede verse afectada con baja presión y/o corte, «debido al aumento de la demanda por las altas temperaturas registradas». 

De allí que personal técnico de la compañía se encuentre trabajando en el cauce del Río Tartagal con maquinarias de gran porte, para incrementar la producción de la Planta Potabilizadora, lo que «permitirá mejorar los niveles de reserva en la Cisterna de Villa Güemes y de la Planta Tartagal». 

Aguas del Norte señaló que como medida paliativa activó el plan de contingencia «con atención de camiones cisterna para abastecer de agua potable a las zonas afectadas. Así también se realizan acciones junto al Municipio que colabora con recursos propios para brindar abastecimiento de agua potable a la comunidad».

Por otra parte, «se lleva a cabo la supervisión del avance de todas las obras en curso, por lo que su próxima  finalización y puesta en funcionamiento representará una mejora para los vecinos de la zona». 

El parte finaliza llamando a la colaboración de los usuarios para «hacer un uso responsable del agua potable en esta época crítica por la escasez del recurso».