»Imagen ilustrativa

Una adolescente de 17 años falleció ayer martes al mediodía producto de una fuerte descarga eléctrica en su hogar. Sucedió a los pocos minutos de ocurrido un corte de energía en tres departamentos del norte. A pesar que su familia acudió urgente al Hospital Público, la joven falleció y este miércoles por la tarde será sepultada.

El área de prensa de la Unidad Regional 4 informó que ayer martes 28 de abril, pasadas las 13 horas, ingresó un llamado desde el Hospital Zonal informando sobre el ingreso de la jovencita al sector de Emergencias.

La joven de 17 años; Carolina Ávalos; vivía en barrio San Silvestre y había sufrido una fuerte descarga eléctrica en su hogar producto de tocar un cable pelado y a pesar de las tareas de reanimación, falleció a consecuencia del accidente. Hoy miércoles, a las 15 horas, sería sepultada en el cementerio de Zanja Honda.

El presidente del barrio, Jorge Torres (59), relató que también el padre de la víctima fue alcanzado por la corriente, pero sin los efectos que sufrió su hija. Todo sucedió a poco del fuerte bajón de energía que ocurrió este martes en tres departamentos del norte. La familia dijo que la joven estaba ante la computadora cuando sucedió todo.

«A mí me pasó que por querer desenchufar el televisor cuando hubo también estos golpes de luz, la energía me tiró a una buena distancia, hace unos meses», manifestó «Cucha» Torres. «Tenemos un transformador en la esquina de esta calle que cada explota, hace poco ardió y tuvo que venir Edesa a reparlo (…) no podemos seguir así», remarcó.

Gran cantidad de personas; entre familia, vecinos y compañeros; se acercaron para acompañar en el velatorio, en rotación, teniendo en cuenta las medidas de seguridad por coronavirus.