»Intendente Rubén Méndez (Crédito foto: Portico Mazza)

Una denuncia a las 9.30 de la mañana de este domingo expuso que Rubén Méndez compraba votos; lo que le llevó a renovar el cargo de Intendente; pero la Policía actuó recién a las 17 horas. Una sede debió cerrarse y los delegados de los restantes partidos han hecho oír sus reclamos.

El actual intendente de la ciudad fronteriza obtuvo un impensado triunfo por 189 votos de diferencia del Dr. Hector Antonio Ortega, Partido De La Victoria, actualmente presidente del Concejo Deliberante.

En las PASO, Ortega había obtenido el primer lugar con 3.332 boletas, seguido por Manuel Pieve (1.488 votos) y en tercer lugar Pancho Ibáñez (1.395 votos).

Sin embargo, en estas elecciones sorprendió que Rubén Méndez; actual intendente; se hizo con 4.082 votos (34.49%) por sobre los 3.893 (32.89%) obtenidos por el doctor Ortega.

Desde primeras horas del día se denunció que Méndez “compraba voluntades” por 1.000 pesos; alerta que ya se había difundido semanas atrás.

El fiscal penal Armando Cazón se declaró incompetente en el caso debido a que uno de los denunciantes era la concejal y candidata a Intendente; Cristina Cazón; de manera que la causa pasó al Dr. Gonzalo Vega, pese a lo cual se consideró que se actuó lento.

“Si se hubiera actuado al momento de las denuncias, se cerraban las sedes y la gente votaba a conciencia”, dijo el periodista Raúl Costes. Desde Salvador Mazza se llamó al Tribunal Electoral y desde Tartagal se acercó; a las 21:50 de este domingo, el Dr. Exequiel Payo, asesor legal del Concejo Deliberante.

Junto a apoderados y simpatizantes de Ortega; radicaba la denuncia y pedido de allanamiento de una finca en el acceso sur (La Cabaña); lugar donde se estaría pagando a los votantes. Payo consideró que los delegados debían realizar denuncia ante la Comisaría 40 y de esta manera que llegue a la Corte Electoral.

“El camino que van a recorrer es difícil, porque van a pedir que se anulen las elecciones en Salvador Mazza (…) están ante un delito, pero las pruebas no son suficientes así que todos deben realizar las denuncias”, siguió Costes.

Uno de los puntos denunciados fue el boliche “La Cabaña”, donde habría estado Méndez y sus funcionarios entregando dinero a cambio de votos, situación que no se podia comprobar porque no se había librado ninguna orden judicial para allanamiento.

No obstante, y pese a colocarse como ganador, Méndez no ha salido en caravana y un grupo de ciudadanos se había asentado ante la Municipalidad en protesta y estaban listos para quemar gomas, pero fueron disuadidos por el Dr. Payo.