»Escuela Sargento Cabral, en Campamento Vespucio. El frente fue declarado Patrimonio Cultural (Foto: Sandra Paz)

 

Las madres de los alumnos primarios que concurren a esa escuela volvieron con manifestaciones en pro del inicio de las refacciones, las que en primera instancia serían en octubre. A partir de allí, se invertirán cuatro meses de obras, de manera que en 2019 se volvería a ocupar esas aulas.

En 2016 se les había anunciado que en julio de este año se daría curso a los trabajos prometidos, lo que finalmente no sucedió y el tema volvió a ser centro luego del acto por los 100 años de la Escuela Sargento Juan Bautista Cabral. 

«Tener a los chicos en el Politécnico por un año fue algo a lo que estuvimos dispuestos, pero dos no (…) además, tenemos un grupo de padres que demoran los trabajos de refacción porque quieren que se declare Patrimonio a toda la Escuela (…) para nosotros es prioridad que tengan su espacio y un lugar donde estudiar (…) el pasado lo podemos discutir después», afirmó una mamá.

 

»Foto: Sandra Paz

 

Sin embargo, el frente de la Escuela no se tocará dado que el Municipio de General Mosconi lo declaró Patrimonio Cultural; efectivamente; y lo que sí se trabajará corresponde a la parte de atrás.

De momento, los alumnos del ciclo primario asisten a clases en el Politécnico de General Mosconi. Allí se registró una fuga de gas semanas atrás, que afectó a los niños con mareos, dolores de cabeza y vómitos. Lo que generó malestar fue que la Escuela no comunicó lo sucedido a los padres, sino que éstos se enteraron luego de ver varios chicos enfermos.

Un grupo de padres permanece en vigilia en la Escuela de Vespucio por determinación propia hasta que comiencen las obras, y por otro lado, un segundo grupo participó de una reunión con personal del área de Administración Edilicia del Ministerio de Educación de Salta.

 

»Foto: Sandra Paz

 

El tema fue el espacio para la cantidad del alumnado en el Politécnico, que tras un serio debate se solucionó de manera provisoria.

Otro tema de preocupación que se planteó fue el estado de los alimentos que se servía para el alumnado, y si bien consiguieron que se reabra el comedor para la jornada completa, la docente a cargo de la dirección interina fue removida del cargo a raíz de esto.