»Un grupo de 120 originarios pretendió cerrar el paso por Ruta Nacional 34 (Foto: prensa Policía de Salta)

 

Cumpliendo con la advertencia que había lanzado en Salta Capital, cuando intentó copar el IPPIS, el cacique wichi Indalecio Calermo y un grupo de 120 personas pretendían bloquear el paso en Ruta 34, a la altura de Cuña Muerta. La Unidad Regional 4 había advertido a los manifestantes que desistieran de la medida. Ante la negativa, avanzó Infantería, siendo resistidos por los originarios. Dos policías resultaron heridos. 

El informe de la Unidad Regional 4 detalló que fueron 45 los efectivos que participaron del operativo, resultado de la negativa de Calermo y el grupo de originarios a desistir de cortar el paso por Ruta Nacional 34. Los manifestantes respondieron al desalojo de la vía con ataque de piedras y otros elementos, lo que dejó a dos policías heridos.

Calermo había amenazado con cortar la Ruta si no atendían sus peticiones de revisar las autoridades electas en el IPPIS para el ejercicio 2019-2021.

Los originarios y sus dirigentes, a la cabeza Indalecio Calermo; cacique wichi; habían sido advertidos sobre el inminente desalojo si insistían en su medida de fuerza; “no solo por el delito que constituye, sino también por el perjuicio que ello significaría para el paso de logística y asistencia a las víctimas de las localidades de Santa Victoria Este por el desborde del Rio Pilcomayo”, reza el parte policial.

El grupo se había mostrado a un costado del camino a la altura de Cuña Muerta. Tras los incidentes con 120 personas de las comunidades afines a Calermo, un agente y una cabo fueron hospitalizados por las agresiones sufridas. Por lo ocurrido, no hay detenidos.