»Imagen de archivo

Este viernes se desplegó en comunidad La Loma; zona oeste alta de Tartagal; a las secciones de Motorizada, Bicipolicías y demás efectivos de Policía, en el desarrollo de la Jornada de Seguridad, como ya se llevó a cabo en Tapietes. Las actividades comenzaron a las 9 horas.

La Jornada incluyó efectivos de Sección y Orientación Comunitaria, encargados de realizar entrevistas puerta a puerta con los vecinos de la zona, completando con patrullajes preventivos para prevenir delitos y contravenciones; se informó.

Personal de Infantería, Motorizada y Caballería también formó parte de las tareas de patrullaje en la jornada. Robos de teléfonos y motocicletas son las principales situaciones que denunciaron pero también; en los barrios conflictivos; una tendencia creciente debido al consumo de alcohol como son los enfrentamientos entre grupos.

«Una de las situaciones que más frecuentemente se están registrando es el desorden en la vía pública (…) esto solía suceder el fin de semana», señaló el agente Rafael Díaz, de la Unidad Regional 4. Los enfrentamientos suceden entre grupos del mismo sector, pero la gran mayoría de las veces ubicados en diferentes cuadras.

En estos casos, es el personal de Infantería de Policía el que suele intervenir para despejar los espacios. De allí que el desarrollo de los operativos; cuyo objetivo es conocer las principales problemáticas de los barrios para determinar el trabajo a aplicar en lo que se llaman «puntos críticos»; se replicarán también en el departamento San Martín.

Uno de los primeros municipios visitados fue Salvador Mazza; donde el planteo común se centra en venta de estupefacientes, arrebatos y consumo de bebidas alcohólicas.