»Crédito foto: diario El Esquiú (Catamarca)

El Esquiú. El sábado 31 de agosto, la Virgen del Valle se despidió de los fieles de la Diócesis de Orán, luego de dos meses de peregrinaje por las distintas comunidades de Salvador Mazza, Aguaray, Tartagal, Mosconi, Rivadavia, La Unión, Pichanal, Urundel, Colonia Santa Rosa, Embarcación, Dragones, Morillo, Hipólito Yrigoyen, Los Toldos y Los Cerros.

La visita de la Madre Morena se realizó en el marco de su paso por las jurisdicciones eclesiásticas del Noreste Argentino, preparando el jubileo por los 400 años del hallazgo de la Imagen en la Gruta de Choya, el Año Mariano Nacional y el IV Congreso Mariano Nacional 2020.

En la última jornada, engalanó el cierre de las festividades en honor a San Ramón Nonato, patrono de Orán, y la celebración de los 225 años de la ciudad.

La Misa Central fue presidida por el Obispo de Orán; Monseñor Luis Antonio Scozzina; y concelebrada por los sacerdotes de la vecina diócesis, en el atrio de la Catedral.

La presencia de María en su advocación del Valle fue una bendición para las familias, quienes imploraron su intercesión ante Dios por sus necesidades materiales y espirituales.

Con pañuelos y lágrimas de emoción expresaron su gratitud por los favores recibidos y la despidieron entre vivas y aplausos.