»Imagen de archivo

Este lunes 20 de julio se iniciaba el pago de una primera cuota de la Regalía de 6.000 pesos que los municipales eventuales; «planilleros»; perciben a fin de año. Sin embargo, una importante cantidad no considera suficiente la suma y exigen que se eleve a 8.000 pesos; con un primer pago de 2.500 pesos; reclamo que completaron con concentración ante la Base de Trabajo.

El grupo de planilleros acusó de «mentiroso» a Santiago Vargas; secretario de gobierno municipal; en cuanto a cómo se llegó a las cifras que se vienen abonando para el sector de eventuales. Entre los manifestantes se encuentra personal recientemente incorporado (poco más de 30 días de trabajo) pero también reclaman que se incremente de 6.000 a 8.000 pesos el bono de fin de año; «reagalías»; con un primer pago de 2.500 pesos.

Este lunes 20 de julio se paga la primera cuota de un total de 3 de ese bono; es decir, 2.000 pesos; pero los manifestantes no están de acuerdo con el monto y piden que se aumente al considerarlo insuficiente para sobrellevar la situación actual. Sin embargo, el secretario Vargas señaló que los planilleros cobran igualmente 35 por ciento de aumento en sus sueldos; como personal de planta.

El funcionario remarcó que «ese 35 por ciento no está siendo valorado; en cada quincena lo perciben completo, mientras que planta permanente lo cobra en cuotas». Teniendo en cuenta que la actual situación de emergencia sanitaria impide un normal cobro impositivo, la Municipalidad ha readecuado el pago de las tasas, lo que impacta en las arcas comunales con una menor recaudación y por lo tanto, no se puede; en actualidad; abonar lo que espera el sector Planillero.

Vargas lo reiteró así incluso al concluir una reunión con los referentes. «No se puede pagar esa cifra que piden (…) los que están ahí (protestando) son menos del 10 por ciento de la planta», resaltó. «Tartagal tiene el mejor porcentaje de sueldo municipal y eso nos ha valido incluso la crítica de otras administraciones en la provincia por haberlas hecho quedar mal», recordó.

Por último, el secretario municipal también trajo a colación que los planilleros (en disconformidad) desconocieron una cuota de regalía pagada en el mes de Octubre, durante la gestión Leavy, que la administración de Mimessi pagó (nuevamente) en Enero de este año. Los eventuales explicaron que el pago de octubre se consideró un dinero para comprar el voto y de allí que no lo contaran como cuota de la Regalía.