»Hospital San Vicente de Paul (Crédito imagen: Radio «A» Orán)

La ciudad capital del departamento permanece retornó a Fase 1 luego de confirmado el primer caso positivo de coronavirus y cuatro más en su entorno familiar cercano. Se analizan en provincia 29 muestras de 40, mientras se descartó circulación comunitaria del virus. El caso del camionero oranense también es seguido por el ámbito federal, a raíz de la propagación de una enfermedad peligrosa.

Mientras dure el tiempo de aislamiento que dispusieron las autoridades, no se podrá ingresar ni salir de Orán. Los cinco casos confirmados se encuentran en el sector Covid-19 del Hospital San Vicente de Paul, informaron los periodistas Raúl Sánchez y Mónica Insaurralde, de Radio «A» Orán.

El 80 por ciento del municipio está cerrado, al igual que reparticiones y judiciales. Sobre el camionero; con domicilio en barrio 9 de Julio; pesan actuaciones judiciales del fuero federal, que investigan si omitió o mintió al declarar hoja de ruta.

«La justicia federal lo acusa de propagar una enfermedad peligrosa (…) nunca dijo que venía de un lugar con carga viral importante (…) cuando ingresó a la ciudad presentó documentación de vecino de Orán, pero manifestó que venía o de Colonia o de Pichanal; nunca dijo de dónde venía realmente», resumió Insaurralde.

La Fiscalía Federal de Orán inició así el proceso acusatorio en las últimas horas al camionero, bajo lo que establece el artículo 202 del Código Penal Argentino. La actuación de oficio se basa en la hoja establecida por las autoridades de salud. El artículo prevé una pena de entre 3 a 15 años, continuó Sánchez.

En un primer momento, se aislaron a 10 personas, pero conforme avanzó el «árbol epidemiológico», se alcanzó a 26 personas y en total, 40 según las últimas cifras. Todas corresponden a su entorno familiar cercano, incluyendo un menor de edad (hermano o hermanastro).

Al comenzar del lunes, se esperaba el resultado de 25 muestras de hispado naso-faríngeo, que finalmente arrojaron negativo. El Hospital San Vicente de Paul emitió tres comunicados ante la situación. Se dio marcha atrás con la apertura de los consultorios, también se determinó que las visitas serán solo para reposición de elementos vitales para el paciente internado, y por último, que la guardia de emergencia trabajará de manera normal y bajo toda seguridad.