»Imagen ilustrativa

La Autoridad Metropolitana de Transporte; AMT; emitió la orden regulatoria 14/20 mediante la cual suspende la prestación del servicio de transporte público interurbano de pasajeros en los municipios de San Martín y Orán. La normativa, sin embargo, no aplica a taxis y remises urbanos.

Gran parte de las empresas de remises no prestaron servicios este jueves en Tartagal asumiendo que la Orden Regulatoria 14/20 de la AMT les aplicaba también. «La normativa de AMT paraliza el servicio entre municipios (…) pero solo tiene injerencia en las líneas interjurisdiccionales, no así dentro del éjido municipal», explicó Félix Medina; de sector de taxistas.

«Hubo muy poca información de parte de la Dirección de Transporte y de la Municipalidad (…) por eso hoy (jueves) hubo muchas remiserías cerradas (…) ante la duda, no salieron», siguió.

Más todavía, no hubo publicación alguna en el parte municipal. También se registró muy poco movimiento en las 25 paradas de taxis. «Acá en Tartagal, AMT no podría influir de ninguna manera (…) no tenemos un registro de autos que trabaje a nivel interjurisdiccional, porque no se otorgan licencias de ese tipo aquí«, informó Medina.

Las empresas de colectivos anunciaron que no saldrían a trabajar, suspendiendo el servicio urbano en pos del aislamiento obligatorio decretado por la Municipalidad.

La falta de información, por otro lado, llevó a que empresas de taxis y remises se disculparan por la falta del servicio a través de los medios; pero resaltaban que formalmente no habían recibido comunicado o notificación alguna que les certificara el por qué no podían abrir.

Cabe recordar que AMT estableció en la 14/2020 que el incumplimiento a lo dispuesto por la orden regulatoria será sancionado con el secuestro de la unidad en infracción y la aplicación de una multa que puede variar entre 16.000 y 64.000 mil pesos.