»Infantería de Policía y docentes a metros de Casa de Gobierno (Foto: gentileza)

 

Dos delegadas docentes fueron detenidas esta tarde luego de dos enfrentamientos con Infantería de Policía en inmediaciones al Grand Bourg, en Salta Capital. Se trata de las docentes Celia Alancay; de Cerrillos; y Silvina Guaymás. Los delegados habían sido convocados para una reunión. En Tartagal se realizará una marcha a las 20 horas en repudio al accionar del gobierno y en apoyo a sus colegas.

«Mis compañeros han confiado no solo en las palabras de la Policía y los funcionarios; porque ellos dijeron que los iban a recibir. Nosotros estábamos esperando, no estábamos por atacar a nadie ni estábamos por hacer ningún disturbio», declaró una docente de Atocha.

Un grupo de no más de 30 docentes había alcanzado el portón de ingreso a Casa de Gobierno y formado una cadena, asegurando que solo los delegados pasarían de allí. El accionar policial los dispersó y posteriormente se colocaron allí alrededor de 15 efectivos con vallados.

La orden de desalojar, según se desprendió, emanó desde el Juzgado de Garantías de Salta. Los docentes en manifestación todavía ante Casa de Gobierno no dejaron de denunciar que fueron emboscados por los mismos funcionarios. 

La abogada y maestra Sandra Domene, desde el Centro de Contraventores, informó que  Alancay estaba siendo llevada hacia el lugar y en el caso de Guaymás, se hallaba en el 104.

 

 

«Evidentemente no es lo que corresponde (al respecto de Guaymás); ya que debió ser trasladada hacia acá y con el correspondiente control de calidad que le deben hacer para saber si fu víctima de golpes y demás», dijo por FM Alba.

Dado que no se sigue el protocolo que establece estos casos, anunció que concurriría al Juzgado de Garantías de turno para radicar denuncia. Según los pasos a seguir, las docentes no deben ser llevadas a ningún otro lugar que no sea el Centro de Contraventores; «salvo un hospital si presentan heridas», remarcó.

«Se han roto todas las cadenas de diálogo«, dijo la también docente. «Es un atropello tratar como delincuentes a los docentes (…) a la par de eso se han estado violando todos los derechos de los docentes», siguió Domene, respecto a la publicación de los recibos de sueldo de un grupo de 5 maestros (entre ellos Gustavo Tilca) en medios de comunicación; con número de DNI, nombre y domicilio incluídos. 

«El mismo Ministerio de Educación estuvo brindando información sobre los recibos de sueldo (…) esto ya se le fue reclamando a la ministra (Analía Berruezo), que no ha tomado hasta el momento ninguna medida, haciendo de la seguridad primaria de los docentes un instrumento para resolver un problema político».

La situación se hizo saber en mesa de diálogo hace 48 horas y ante la inacción; sumada a la represión de esta tarde; llevó a que se considere hacer «enteramente responsable a la ministra como cabeza del  Ministerio de Educación y al gobernador (Juan Manuel Urtubey) como cabeza del poder ejecutivo de la provincia». 

 

»Crédito foto: diario El Tribuno