»Marcha en Salta Capital (Foto: gentileza Mariela Álvarez)

 

Mariela Álvarez, docente y delegada departamental por San Martín de DUS; Docentes Unidos de Salta; participó de la Marcha ayer en Salta Capital, movilización que también se replicó en distintos puntos de la provincia. «El mensaje que envía el gobierno es que hace oídos sordos», declaró Álvarez en relación al 35 por ciento de acatamiento que reconoció el Ministerio de Educación y Tecnología de Salta.

El acatamiento al paro docente tuvo mayor fuerza en el interior de Salta, si bien los números de Capital tampoco presentaron gran diferencia. «No condice con lo que dice el gobernador (Juan Manuel Urtubey) y la ministra de educación (Analía Berruezo) (…) hemos sacado un balance de 75 al 85 por ciento de acatamiento», marcó Álvarez.

«El gobierno va a decir que fue de un 35 por ciento porque aún no quieren escuchar los reclamos que llevamos la docencia unida en asamblea provincial, y también porque los gremios han cerrado una paritaria baja», continuó. «Estamos conformes con la movilización (…) el micrófono estuvo abierto para que cada docente se manifestara». 

Después de la Marcha Provincial, los principales referentes dejaron el Pliego de Reivindicación de la Asamblea Docente a la ministra Berruezo, en manos de su secretaria privada, la Prof. Graciela Fernández. «Ya tienen conocimiento de cuáles son los reclamos de los maestros salteños». 

Entre algunos puntos destacó la exigencia de recomposición salarial (lo que se adeuda de 2018), 30 por ciento de aumento para 2019 y la recuperación de ADP. 

Sobre el descuento anunciado por el Gobierno de Salta ante los días de paro, la delegada Álvarez lo calificó como «un mecanismo que tiene el gobierno para poder disgregar la organización de los docentes (…) saben que tenemos un salario por debajo del nivel de pobreza con los docentes que recién inician (…) y por eso el docente va a pensar dos veces antes de ir», evaluó.

No obstante, ante los porcentajes de adhesión, «el docente va sorteando todas esas amenazas y va avanzando por reivindicaciones históricas y por derechos que quiere sostener (…) la docencia saca la conclusión que más allá de un salario digno, y luchar por un sistema educativo público mucho mejor».

Para este sábado 9, los maestros vuelven a realizar asamblea provincial, para evaluar este primer paro y determinar los próximos pasos; donde no se descarta paro progresivo e incluso, paro por tiempo indeterminado.

«El mensaje que está dando el gobierno es oídos sordos a un reclamo profundo y extenso que hacen distintos sectores de trabajadores», cerró la docente.