»Imagen de archivo

La última fase del Operativo Descacharrado en Tartagal se vio afectada por el piquete de un grupo no mayor a 10 personas en el acceso al Basural Municipal. Los manifestantes impidieron el paso de camiones que llegaban con chatarra recogida en zona norte. El intendente Mimessi se acercó al lugar y al mediodía el conflicto ya había finalizado.

«La excusa de ese piquete fue que iban vecinos de otros lugares y arrojaban basura en la vera del camino que llevaba hacia el Basural», comenzó diciendo el director de prensa municipal; Lic. Ricardo Cuellar.

El intendente Mario Mimessi llegó hasta el lugar, dado que a media mañana la gran mayoría de los camiones que estaban abocados a la Fase VI del Operativo Descacharrado estaban detenidos en el único acceso al basural y que cruzaba barrio 65 Viviendas, lo cual demoraba el desarrollo la recolección de chatarra.

«El intendente explicó que la intención es sacar el basural de ese sector donde está y trasladarlo a otro lugar (…) también les dijo que 30 años de esta situación no se puede resolver en tres meses», siguió el director de prensa. «Lo fundamental de la gestión será conseguir los fondos para sacar el basural».

También el secretario de gobernación; Dr. Santiago Vargas; declaró que este proyecto se discutiría con el secretario de Producción, Dante Galeano, ya que la intención es establecer el punto de ubicación para remover el basural. «Estas son cuestiones estructurales y de hace muchos años (…) son cosas que se deben mejorar, sobre todo por una cuestión de salubridad».

El jefe comunal (Mario Mimessi) ya había encargado al director de Medio Ambiente, Pablo Martinich, la elaboración de un informe sobre el Basural Municipal (también sobre la Planta Depuradora en zona este) para poder diagramar el proyecto de remoción. «Son dos cuestiones medio ambientales gravísimas», finalizaba Vargas.