»Foto: Santiago Soruco

 

El pasado jueves, 2 de mayo, una mujer de 18 años fallecía sobre Ruta 34 al ser embestida por un colectivo de transporte interurbano. Hubo detalles llamativos en el hecho, como el que su acompañante desapareciera del lugar apenas ocurrido el siniestro vial. Además, se encontró una fuerte suma de dinero entre sus pertenencias.

De los primeros testimonios se desprendía que la joven y un acompañante venían con problemas en el arranque de la moto, lo que los obligaba a que uno empujara para poder reiniciar la marcha. Con aparentes intenciones de revisar el rodado, la conductora se dirigió hacia un lado de la banquina, a la altura de Barrio Adolfo Güemes.

En ese momento, un colectivo de servicio interurbano de la empresa Virgen de Urkupiña la embistió. Ocurrió a las 19 horas, aproximadamente. Desde ese momento, su acompañante desapareció. La identidad de la víctima, Loana Ortiz (18). 

Con la interviene la Fiscalía de Graves Atentados contra las Personas de Tartagal y la Brigada de Investigaciones, se pudo al fin establecer la identidad del joven acompañante, de manera que ahora permanece detenido en la Comisaría 42. 

Se determinó que la pareja había robado la moto en que iban de la vereda de un supermercado, pero no habían conseguido arrancarla y por eso empujaban constantemente para que diera marcha. No se aclaró a qué se debía que la joven portara gran cantidad de dinero (15 mil pesos). 

El chofer del colectivo ya fue liberado, mientras se avanza en la investigación de los hechos.