»La localidad sigue conmocionada por la violenta muerte de una joven pareja en El Chorro (Foto e informe: Raúl Costes)

 

La creciente inseguridad en la zona del Sector 5 y Quebrada Internacional; aseguran los residentes de ese punto; se debe a que desde Nación se removieron los puestos de Gendarmería Nacional. La sucesión de muertes que se catalogan como «ajustes» entre narcos es solo una parte de asaltos e intentos de secuestros que han aumentado ante la falta de presencia policial.  

Así lo detalló el periodista Raúl Costes, que además informó sobre una sucesión de hechos delictivos ocurridos en las últimas 48 horas y que tiene como autores a jóvenes adictos que abordan por igual. Los más resonantes fueron el ataque a un camionero que fue apuñalado enfrente de Cáritas y el de una joven estudiante en el Sector 5.

«La provincia dice que todo se trata de ajustes entre bandas narcos (…) dicen que hay 300 efectivos de Gendarmería, 100 de Policía Federal, 100 de Policía de Salta y es mentira (…) quieren hacer creer que acá no hay inseguridad, queriendo justificar todo con vínculos al narcotráfico o la mafia«, recalcó.

Sobre el caso del violento ataque en El Chorro a una pareja de jóvenes, el periodista dijo que hay dudas en cuanto a los motivos que lo rodean.

«Se dice que fue un ataque por transa con narcos, pero la chica era una estudiante del cuarto año de la ECAA (Salvador Mazza) y el chico (que sobrevivió pero falleció por la gravedad de sus heridas) no llegó a usar el arma que llevaba (…) se la descubrieron cuando lo levantaron para cargarlo en la ambulancia». 

Lo cierto es que el lugar; El Chorro; y otros puntos que bordean la frontera, se han convertido en sectores de cuidado luego que se removieran los cuatro puestos que tenía Gendarmería Nacional, por directivas de Nación. Estos se ubicaban en Pacará, Sector 3, Sector 5 y El Chorro. 

Sin ir más lejos, ayer lunes ocurrieron cuatro casos de violencia. «Una fue la hija de Raúl Zigarán (dirigente de desocupados) fue asaltada punta de cuchillo por tres delincuentes, quisieron secuestrarla y ahorcarla», relató, «se supo de la identidad de uno pero la madre lo encubrió y por estas horas lo están buscando».

«Han aumentado los robos a los camioneros y a los estudiantes (…) hay mucha droga en la calle y los adictos salen a robar lo que sea y los chicos se defienden, por eso terminan golpeados», resaltó.

La otra cara es la advertencia que han lanzado algunas de las víctimas de estos robos. «Si la policía o provincia no toma serias cartas en el asunto, haremos justicia por mano propia, no queda otra«, aseguró un anónimo.