»La reunión se llevó a cabo a puertas cerradas, sin presencia de medios informativos en ella (Informe e imagen: Raúl Costes)

Cerca de las 23 horas de este viernes 6 de noviembre, el bloqueo en el Puente Guandacarenda se levantó por completo y liberó el movimiento al tránsito para ambos lados. El intendente Rubén Méndez llegó en patrullero a la frontera y se reunió con delegados de vecinos y camioneros. Se acordó un plazo de 15 días para soluciones concretas.

Rubén Méndez arribó a la frontera en un móvil de Policía de Salta y se dirigió al edificio de la Municipalidad, donde recibió a los delegados de los manifestantes y camioneros. El intendente había llamado a un encuentro para las 16 horas, pero sobre la hora un efectivo informó que habría demora. También se sumaron a ella algunos concejales del pueblo.

Los voceros de camioneros dijeron entender el motivo y las razones de la protesta de los vecinos, a la vez que; por datos brindados por personal de prensa; señalaron que son muy pocos los lugares de frontera donde se abona un peaje por ingresar a una localidad ubicada en el límite, siendo La Quiaca y Salvador Mazza las únicas que lo hacen.

A diferencia de la localidad salteña, en Jujuy solo se abona un «Impuesto de Desinfección». En Salvador Mazza, diario, los camioneros aportan entre 350 a 500 mil pesos; cifra que forma parte de los 300 millones de pesos que conforman (aproximadamente) el Presupuesto Municipal, sin retribuir baños o espacios seguros para resguardar la propiedad.

Méndez se comprometió; en 15 días; brindar la solución al abastecimiento corriente de agua que solicitan parajes y barrios, caso contrario retornarán con el reclamo al mismo punto.