»Imagen ilustrativa

Julio César y Mauro Vargas fueron imputados como coautores del homicidio calificado de Oscar Ángel Figueroa, ocurrido el pasado martes por la noche en el «Puesto de Vargas». La víctima se habría presentado en el lugar y tras mantener una discusión, recibió el disparo de una escopeta. Se trabaja en nuevas detenciones.

El fiscal penal de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas de Tartagal, Pablo Cabot, imputó ayer jueves a Julio César Vargas y a Mauro Vargas como coautores del delito de homicidio calificado por el número de partícipes y agravado por el uso de arma de fuego en perjuicio de Oscar Ángel Figueroa (37).

Según consta en el decreto de imputación, la noche del martes pasado, Figueroa se habría presentado en el puesto de los Vargas en Madrejones, donde habría mantenido una discusión con padre e hijo y una tercera persona y recibió de parte de parte de éstos el disparo de una escopeta, lo que le provocó la muerte.

Cabot explicó que se continúa con las tareas investigativas tendientes al esclarecimiento del hecho.