»El frustrado robo de una camioneta fue el inicio de la caída de la banda del Botudo (Foto e informe: Raúl Costes)

 

Los cinco detenidos e integrantes de la banda que se dedicaba al robo de camionetas 4×4, fueron trasladados a Tartagal esta semana. Lo determinó así el Juez Mariscal Astigueta, luego de recibir un inquietante informe de la Brigada de Investigaciones, donde se alertaba de un posible intento de liberación de los reos, a cargo de un grupo procedente de Bolivia.

De acuerdo con el informe del periodista Raúl Costes, los últimos cinco detenidos de la banda estaban alojados en Comisarías de Salvador Mazza. Un informe acercado por la Brigada de Investigaciones al Juez de Garantias 2da. Nominación; Mariscal Astigueta; alertaba sobre la existencia de un grupo listo para liberar al clan «Botudo».

En este documento, se consignaba que un segundo grupo; con miembros aparentemente todos de nacionalidad boliviana; estaban listos para cruzar la frontera y copar las dos comisarías; en Alto Verde y la 40; en donde estaban repartidos los de «Botudo» (Condorí Ortiz) y liberarlos.

Con estos datos, el juez Astigueta determinó evacuar las dependencias y trasladarlos a Tartagal; donde ya están detenidos los cuatro primeros, entre ellos la pareja del jefe del clan. 

Hasta ahora, la línea que sigue la pericia establece que se encuentran ante una banda peligrosa. Entre los antecedentes que endilgan los pobladores de frontera, figura el crimen de un joven en la Quebrada Internacional,  a quien señalaron como integrante del grupo de «Botudo».

«La banda está desarticulada del lado argentino y del lado boliviano todavía resta concluir, la investigación sigue», cerró el periodista.