»Sede PARES en Salvador Mazza (Fotos e informe: Raúl Costes)

 

Se trata de la agrupación PARES, en donde arrancaron los afiches dispuestos en exterior. La sede no ha abierto todavía al público, cumpliendo con el plazo dispuesto para el inicio de campaña. Ayer lunes, los responsables se dieron con el ataque. Se señaló al ejecutivo municipal como responsable, ya que de fondo sería parte de una arremetida contra el pre candidato de la agrupación, Fabián Conrado Nieto.

La diputada provincial Gabriela Martinich, que va por la renovación de su banca con PARES, no se expresó todavía al respecto. La sede partidaria fue inaugurada hace una semana, sobre la calle Independencia y su responsable es el concejal Conrado Nieto.

En un primer momento, se intentó culpar a los alumnos de las escuelas cercanas a la sede (una de ellas la ECAA, situada al lado), como parte de una travesura, pero los encargados del lugar lo desestimaron por encontrarse en el receso de invierno.

Desde la localidad de frontera, se señala como aparente instigador al entorno del ejecutivo municipal. En Salvador Mazza, de hecho, se difundió un audio en donde el intendente Rubén Méndez insta a que se accione contra el candidato de PARES, el actual edil y presidente del Concejo Deliberante, Fabián Conrado Nieto.

Éste va por un tercer mandato como concejal, pero; tras haber acompañado a Méndez; ahora va con la agrupación de Martinich y también se tiene en cuenta que fue tachado de «traidor»; no solo por alejarse del intendente sino también por votar en su contra en el Juicio Político.

Todavía más, no solo se habla de una campaña sucia contra el pre candidato de PARES en lo político, sino también de una completa persecución incluso hacia lo laboral y empresarial, en donde involucran al actual director de Rentas de la Municipalidad, Antonio Navarro. 

Navarro es suplente en tercer término por la lista de pre concejales «San Martín al Futuro» (Partido Justicialista), y a declarado en medios afines que denunciará a Conrado Nieto por evasión y otros delitos ante el Juzgado Federal, pasando por alto que el comerciante debe atravesar por tres controles (es empresario dedicado a supermercados) por cada camión que ingresa a su nombre o su empresa.