»Ingreso a Santa Victoria Este (Imagen: gentileza Fernando Soria)

Debido al avance del coronavirus y a la alarma que cundió entre la población originaria, el intendente Rogelio Nerón firmó la resolución 024/20, donde establece horarios de apertura y cierre para el área comercial; bajo apercibimiento de multas. La población deberá continuar siguiendo las medidas sanitarias y acatar también horarios de circulación.

Una vendedora descompesada en la vía pública; que posteriormente se confirmó como ciudadana boliviana oriunda de D’Obirgny; alarmó a la población del municipio chaco-salteño esta semana. Para la región es corriente observar la presencia de vendedores durante los días de cobro, dada la concurrencia de pobladores a los cajeros.

Ante la situación y por el avance que registra el Covid-19 en territorio boliviano, el intendente Nerón estableció; en el artículo 1 de la Resolución; «establecer la obligatoriedad del uso del tapaboca a todas las personas que se encuentran fuera de su residencia en todo el municipio, a partir del día 19 de junio hasta nueva disposición».

»Segmento resolución (Imagen: gentileza)

En el artículo 2do. reitera la adhesión a los decretos 250/20 de Emergencia Sanitaria de la Provincia de Salta y el Decreto 260/20 de Nación; línea tras lo cual se dispone que todos los comercios trabajarán de 08 a 20 horas, bajo apercibimiento de multas de 10.000 pesos.

En el artículo 4to. se establece que los ciudadanos circularán también hasta las 20 horas, con excepción para personal de salud, fuerzas de seguridad y personal municipal (en caso de asistencia a las comunidades).

Entre los últimos artículos se establece que los permisos de abastecimiento para el comercio local se autorizarán solamente a la ciudad de Tartagal y con 24 horas de anticipación. «Dicho permiso se debe renovar por cada salida, no más de 1 (uno) por semana», concluye.