»Rogelio Nerón (Crédito imagen: Julio Marín)

Ministerio Público Fiscal.- El fiscal penal de Salvador Mazza, Armando Cazón, investiga una denuncia realizada por el intendente de Santa Victoria Este, Rojelio Nerón, en la subcomisaría de Santa Victoria Este. Indicó que su casa fue atacada por un grupo de hombres, quienes también persiguieron a sus hijos y sobrinos en la madrugada del 14 de marzo.

Ese mismo día, el jefe comunal denunció que aproximadamente a las 5 de la mañana escuchó desde dentro de su domicilio, tres disparos de arma de fuego y que al salir, encontró a uno de sus hijos que gritaba y advertía que «querían matar al hermano».

Su otro hijo y dos sobrinos permanecían afuera junto a dos agentes de la policía, quienes informaron que habían efectuado los disparos con escopeta para dispersar al grupo. Nerón precisó que tres vainas servidas y un cartucho fueron encontrados en un terraplén cercano al domicilio, los cuales no pertenecen a un arma reglamentaria.

Según su denuncia, al salir de la casa pudo ver, además de los uniformados, a dos personas criollas de pie, otras en moto y una camioneta Ford color verde, que se alejaron luego de que apareciera un patrullero que encendió balizas, tras una seña realizada por el mismo efectivo policial que informó sobre los disparos.

»Destacamento policial de Santa Victoria Este (Imagen: Fernando Soria)

Nerón sostuvo que una vez que todos se retiraron, regresaron cinco o seis personas en moto, quienes arrojaron cascotes y ladrillos al domicilio, mientras gritaban «qué hace un indio gobernando acá en Santa Victoria Este, donde sea te vamos a matar». Apenas conocida la denuncia, Cazón ordenó custodia policial en su domicilio.

Al día siguiente, Miguel Ángel Gómez (28), denunció en la misma subcomisaría que aproximadamente a las 5:10 de la madrugada del 14 de marzo, sufrió un salto de cadena mientras circulaba en moto por el puente en la Cañada, por lo que tuvo que empujarla a pie. 

Cuatro personas se acercaron y le dijeron «te vamos a sacar la moto, qué te crees vos». De acuerdo a la denuncia, los cuatro agredieron al albañil con golpes de puño y puntapiés. Posteriormente, apareció el hermano del denunciante, quien se sumó al conflicto que terminó por la intervención de un grupo de vecinos. Los acusados escaparon sin la moto.

La denuncia de la víctima de las lesiones y la tentativa de robo de su moto, sindica al hijo del Intendente y sobrinos, según consta en el informe policial. El fiscal Cazón ordenó una serie de medidas tendientes a identificar a los causantes.