»INTA Tartagal (Imagen: Google Maps)

 

Desde Nación se determinó semanas atrás reducir el personal del Senasa Tartagal; limitándolo a una sola persona. Además, por falta de pago del alquiler en el edificio que ocupaban la delegación en calle Richieri se decidió trasladar hace mes y medio al INTA; en 25 de Mayo y Ruta 34.

José Sarmiento; técnico del Senasa Tartagal; es el único de un equipo de 4 que quedó en nuestra localidad en calidad de personal de la delegación. «Por el momento no hemos tenido más despidos, pero antes de ayer, a los pocos que quedaban en la Secretaria de Agricultura Familiar les empezaron a llegar los telegramas de despidos», compartió.

En Salta Capital, fue motivo de protestas en las últimas horas. Los despidos de una importante fracción del personal y anuncio de recorte de horas reciente, llevaron a los trabajadores de la Secretaría de Agricultura Familiar; apoyados por el gremio ATE (Asociación de Trabajadores del Estado); a pedir la renuncia del titular de la repartición, el PRO Kenji Gómez Matsumoto. 

En Tartagal, la oficina local de Agricultura Familiar cerró en mayo. Junto con Senasa venían trabajando en forma coordinada con pequeños productores, que desde entonces han quedado sin asesoría y acompañamiento. 

«Nosotros debimos trasladarnos al INTA, porque se venció el contrato de alquiler en el edificio de calle Richieri y no se renovó», explicó. Sarmiento lamentó que las economías regionales se quedaran sin el soporte de esta área (Agricultura Familiar) como también la pérdida de trabajo de sus compañeros.

«En el departamento San Martín, el 85% de la actividad ganadera son agricultores familiares y necesitan el apoyo de estado en la parte técnica», recordó.

El Dato
– Los ex trabajadores de Agricultura Familiar enviaron una carta al gobernador Juan Manuel Urtubey; y copias a Martín de los Ríos (presidente del PRO en Salta y diputado provincial); Santiago Hardie (secretario de Agroindustria); y a Luis Miguel Etchevehere (ministro de Agroindustria de la Nación). Aseguran que el salteño «no está capacitado» para el cargo que ocupa.

– En uno de los párrafos se lee «No conoce los territorios, tampoco los objetivos y prioridades de las organizaciones de la Agricultura Familiar, y lo central de todo es que desconoce en lo grueso y en lo fino las estrategias, alianzas y acciones para superar las dificultades que tenemos».

– En otro, resaltan su poca predisposición al trabajo que no entra en sus intereses. «La única gestión conocida fue hacer los trámites para obtener su propio pase a Ley Marco (que a los técnicos que dirige les costó 15 años conseguir), para el resto de las cuestiones no demostró capacidad de gestión y sentido común, ni ganas, ni presencia para insertarse en la problemática del sector de la agricultura familiar a pesar de llevar más de dos años de trabajo».