»Foto: FM Alba

 

El Sindicato de Trabajadores de la Industria Privada de Petroleros y Gas de Salta y Jujuy anunció que; ante la falta de respuestas de parte del gobierno al pedido de inversiones para la región con el fin de reactivar la producción; y tocando el fin de la conciliación obligatoria este viernes 28, se convocan a un paro por 72 horas a partir del 1 de Julio. Afectará también a aeropuertos de Salta y Jujuy. 

Javier Narváez, secretario de administración y organización del Sindicato, recordó que este viernes 28 finaliza la conciliación obligatoria que había convocado el Ministerio de Trabajo de Nación al respecto del paro llamado para el 30 de mayo y, como ahora, también por 72 horas.

«Vamos a afectar el gas de Bolivia, y vamos a parar también los aeropuertos de Salta y Jujuy. En estos aeropuertos, nuestros afiliados son los que cargan el combustible a los aviones, así que no podrán salir», enfatizó Narváez, lamentando que a las autoridades «el departamento San Martín no les interesa».

Recordó que «falta de respuestas de parte del Gobierno Provincial y Nacional respecto a las inversiones solicitadas, y a la atención que merece la falta de garantías de mantener los puestos de trabajo» es que se llega otra vez a parar por 72 horas a partir de las 8 horas del 1 de Julio.

 

»Javier Narváez, secretario de administración y organización del Sindicato (Foto: FM Alba) 

 

El paro afectará a refinerías y yacimientos en Salta y Jujuy, todas las destilerías y «todo estará concentrado en Campo Durán. En la refinería se parará destilería, comprensión e inyección», y agregó, «tenemos más de mil afiliados, en lo que hace la región son como 800». 

El secretario administrativo del Sindicato enfatizó que es «la última ficha», ya que tuvieron las reuniones de la conciliación y no se ha vislumbrado respuesta. «Hemos reunido también con Refinor y la empresa ya nos dijo que así como merma la producción, van a llamar a licencias al personal y esto es la antesala del despido», anticipó.

El decaimiento de las cuencas resulta en la paralización de la turbe 1 y 2; y esto sumado al acuerdo Argentina-Bolivia pactado en la última visita de Evo Morales a nuestro país, tampoco ayuda al panorama.

Bolivia exportará gas natural licuado; GNL; a través de puertos argentinos cuando se generen excedentes. Para ello, YPFB hará inversiones en las terminales de regasificación de Bahía Blanca y Escobar. Este punto es uno de los acuerdos entre ambos países.