»Asentamiento Robero Romero (Crédito imagen: GM)

Ministerio Público Fiscal.- Un hombre de 22 años fue condenado a la pena de 11 años de prisión efectiva por el homicidio de Arnaldo Andrés Centeno; quien, tras mantener una pelea con el acusado; recibió una lesión de arma blanca en la zona torácica y falleció en el hospital local en mayo de 2019.

El fiscal penal de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas de Tartagal; Pablo Cabot; representó al Ministerio Público ante la Sala II del Tribunal de Juicio de ese distrito, en la audiencia de debate contra Javier Francisco Quintana, «Chaqueño» por el delito de homicidio simple en perjuicio de su sobrino Arnaldo Andrés Centeno.

El hecho ocurrió en mayo de 2019 en una vivienda del asentamiento Roberto Romero, donde la víctima se encontraba con su novia y se presentó Quintana, mantuvieron una discusión y éste extrajo un arma blanca con la que lo lesionó en la zona del tórax. Fue asistido y falleció en el hospital local. El acusado fue detenido luego en las inmediaciones.

La jueza Sandra Sánchez lo condenó a la pena de 11 años de prisión como autor del delito de homicidio simple y en el mismo fallo, dispuso la extracción de material genético del imputado por parte del Servicio de Biología Molecular del Departamento Técnico del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF), previa asignación del Dato Único de Identificación Genética (DUIG), para su incorporación en el Banco de Datos Genéticos.