»Imagen: archivo FM Alba

Un bebé de 8 meses; oriundo de Santa Victoria Este; falleció ayer en el Hospital Público de Tartagal. Si bien se difundió que su deceso se debía a desnutrición, las autoridades sanitarias informaron que el estado nutricional era normal, pero sí presentó una infección respiratoria grave, que la familia había negado atender hasta que el cuadro fue irreversible.

Ayer jueves se difundió que un menor de 8 meses había fallecido por un cuadro de desnutrición en Tartagal pero las autoridades de Salud de Salta emitieron un comunicado donde explicaron que el niño tenía un estado nutricional normal, y en cambio, lo que presentó fue una infección respiratoria grave, a la cual su familia negó la atención oportuna.

El comunicado, con la voz del secretario de salud Antonio de los Rios, detalla que el niño vivía en Victoria, bajo cobertura y control de visita de agentes sanitario; tenía un estado nutricional normal y contrajo una infección respiratoria.

Frente a ese cuadro, el agente de salud solicitó a la familia la atención en el hospital local, pedido que no fue aceptado por sus cuidadores. El secretario de salud viajó hasta el hospital de Tartagal para verificar la situación de atención del menor frente a la denuncia de consulta tardía. 

»Rogelio Nerón, intendente de Santa Victoria Este

Ante la negativa de los padres de llevar al niño al hospital y debido a que habían transcurrido los días se solicitó la intervención con la familia para que el menor llegará a ser tratado en un establecimiento de salud. Una vez que el niño fue atendido en el nosocomio de Santa Victoria Este, se advirtió sobre la gravedad del cuadro respiratorio y recién accedieron al traslado al hospital Juan Domingo Perón de Tartagal.

«Cuando el niño ingresa al hospital de Tartagal es internado en la Terapia Intensiva, donde fallece por cuadro de sepsis y neumonía bilateral», indicó el funcionario.

Rogelio Nerón, intendente de Santa Victoria, contradijo el parte de Provincia en declaraciones a medios de Capital Federal y reafirmó que el bebé falleció por desnutrición y deshidratación, consecuencia de la «grave pobreza» de la región.

Nerón afirmó que muy poca gente originaria es beneficiaria de plan social y que la mayoría vive al día. Agregó que; si bien hasta la zona llegó el ministro Arroyo; no se ven las soluciones prometidas, resaltando que les preocupa un posible desborde del Rio Pilcomayo y omitiendo el operativo de provisión y cosecha de agua para la región del chaco salteño que iniciaron provincia y nación.