»Samuel B., vocero de los trabajadores (Crédito imagen: Luis Torina)

Los 46 obreros de la obra de construcción de la Casa de la Cultura se reunieron esta mañana en protesta pacífica, en reclamo nuevamente por el atraso en sus salarios. Los trabajos está detenidos desde el inicio de la cuarentena y todo el personal; excepto los serenos que custodian el lugar; fueron dados de baja.

El vocero Samuel B. dijo esta mañana que no se pagó la última liquidación y además se les adeuda una quincena de abril; de manera que organizan para este jueves una protesta más activa ante Casa de la Cultura, aprovechando que estaría en Tartagal el ministro de Trabajo de Salta; Ricardo Villada.

Impedidos de sumarse a los beneficios sociales que dispuso Nación para sobrellevar la inactividad laboral establecida por la cuarentena y el aislamiento social debido a las condiciones bajo las que fueron contratados; los trabajadores retoman así la manifestación ante el incumplimiento de la empresa Romero Igarzábal tras los reclamos de abril; quema de gomas incluida.

«En ese momento se nos pagó el fondo laboral; que cobramos en el Banco; y una quincena de Marzo, pero no cobramos todo lo acordado, solamente un porcentaje de esa quincena», resaltando que no se cumplió el acuerdo firmado en abril, donde establecían que se pagaría en una primera semana la quincena de Marzo, la segunda semana se abonaría la segunda quincena de Abril y en la tercera semana, el pago de la liquidación final.

«La empresa nos dio la baja a todos, incluso a la gente que tenía carpeta por enfermedad (…) hoy nos organizamos para manifestarnos mañana (…) queremos que nos paguen y esta es la única forma en que nos escuchen», finalizó.

»Casa de la Cultura. Los trabajos están suspendidos y serenos custodian el lugar (Crédito imagen: Luis Torina)