»Imagen ilustrativa

Un bebé de nueve meses de edad; oriundo de la comunidad Santa María en el chaco salteño; falleció este lunes en el Hospital Juan Domingo Perón de Tartagal a causa de «miocardiopatia dilatada». El infante llevaba cinco días internado, y había dado positivo al examen de Covid-19, al igual que sus padres.

De acuerdo con los datos suministrados, la criatura había sido trasladada desde el Hospital de Santa Victoria a Tartagal la pasada semana debido a su cuadro de salud, certificándose que; como sus padres; era «positivo» al Sars-Cov-2.

Mientras que de sus progenitores solo su madre está internada y aislada en el nosocomio de Victoria, el bebé; perteneciente a la etnia wichi; estaba en Tartagal y con su deceso se convirtió en la víctima más joven de la provincia y la región, y una de las más jóvenes en el país (la cifra representa el 8 por ciento del total nacional).

En los últimos días, el coronavirus llegó a Santa Victoria Este y a las comunidades originarias. Los pobladores del sector limítrofe con Hito 1 habían denunciado en varias oportunidades que no había control en los pasos fronterizos e incluso temían por los cargamentos que llegaban desde Tartagal y Salvador Mazza sin ningún tipo de control.

Varios de los caciques más representativos de la región habían manifestado que si el virus llegaba hasta el chaco salteño, el principal responsable sería el intendente Rogelio Nerón; a quien ya pidieron su renuncia al cargo por «abandono» de las comunidades y malversación de fondos.