»Virgen de la Peña (Foto: Santuario de la Peña)

 

Como cada año en el calendario litúrgico local, este domingo se dieron cita gran cantidad de fieles y devotos de la Virgen en el Santuario de paraje Yariguarenda. En medio de un gran despliegue, que incluyó a la Banda del RIMte 28, más de ocho mil almas acompañaron a María de la Peña recibieron la bendición hasta el año próximo.

La fiesta en honor a la Virgen comenzó con la peregrinación de fieles desde la Parroquia La Purísima, a las 06:30 horas.

Desde Tartagal partieron bajo el resguardo de policía de Tránsito y Bicipolicías, para continuar por Ruta Nacional 34 con el seguimiento de Gendarmería Nacional, y finalmente, en el recorrido de tres kilómetros desde Ruta hasta el Santuario acompañó Policía de la Provincia, Bicipolicías y Bomberos de Policía.

La tradicional peregrinación hasta el pie del Santuario constituye la máxima muestra de fe de los seguidores de María de la Peña. 

Del mismo modo, Defensa Civil se ubicó en el cerro para proteger a los fieles que incurrieran en el ascenso al peñasco de la Virgen.

La Santa Madre, como cada tercer domingo de agosto que constituye su Fiesta Patronal, baja de su atrio en el Santuario hasta el campo abierto junto a la casa de los frailes y comparte la Misa Central con los seguidores en compañía de la Banda de Música del Regimiento de Monte 28. 

La última celebración litúrgica, la Misa en Acción de Gracias, se celebró a las 17 horas y posteriormente, María de la Peña retorna a su lugar bajo el saludo de banderas color celeste y rosado (emblemas de la sagrada imagen), el Himno Nacional, campanazos y el viva de sus devotos.

El Dato
– Los miles que concurrieron al Santuario pudieron admirar la imagen de la Virgen nuevamente con su corona, tras el robo del año pasado y que fue repudiado por la comunidad en general.