»La lectura del Tribunal se extendió por más de cinco horas el pasado 1 de agosto (Foto: Gustavo Figueroa)

 

Diario Rio Negro.- Se cumplen los diez días hábiles para que los siete policías, condenados a prisión perpetua por la muerte de Daniel Solano, presenten sus observaciones ante el Superior Tribunal de Justicia. En caso de no hacerlo, deberán cumplir la condena. Hasta este lunes, no había confirmaciones oficiales de presentación de las apelaciones de ninguno de los 7 policías.

Los defensores de los siete policías condenados a prisión perpetua por el homicidio de Daniel Solano, el trabajador salteño desaparecido en 2011, tienen hasta mañana miércoles para presentar sus apelaciones. Sin embargo, aún no han hecho ninguno de los trámites correspondientes.

El tribunal de alzada será el Superior Tribunal de Justicia, pero antes se deben revisar y dar lugar a los argumentos de la apelación. De ser aceptada, el STJ evaluará si revierte el fallo. Si no la presentan, la sentencia quedará firme y deberán empezar a cumplir la condena.

Hasta este lunes, no había confirmaciones oficiales de presentación de las apelaciones de ninguno de los 7 policías. De todas maneras, los condenados continúan en libertad hasta que quede firme la condena.

Sandro Berthe, Pablo Bender, Héctor Martínez, Juan Barrera, Pablo Albarrán Cárcamo, Pablo Quidel y Diego Cuello fueron encontrados culpables por el delito de “homicidio agravado por alevosía por ser cometido por un funcionario público”. Se diferenció en el caso de Berthe, Bender y Barrera a quienes les sumaron el delito de vejaciones.

Tras la lectura del fallo, las partes tienen diez días hábiles para presentar apelaciones; si no, quedará firme el dictamen.

 

»Los siete policías imputados fueron inhabilitados de por vida para ejercer cargos públicos (Foto: Gustavo Figueroa)

 

La sentencia de los jueces jueces María Evelina García Balduini, Oscar Gatti y Gastón Martín se basó en darle credibilidad al relato de los testigos: a pesar de que no se halló el cuerpo de la víctima, esto no invalidó la comprobación del delito. Si bien hubo algunas diferencias entre los testimonios, todos tuvieron un hilo conductor.

Entendieron que esas variaciones se debieron al paso del tiempo y al temor que manifestaron por la presión de los acusados, a lo largo del juicio.

El joven salteño desapareció en noviembre de 2011 y el fallo se dio a conocer el 1 de agosto, ante una sala colmada. Según planteó el Tribunal, “hubo pistas y testimonios falsos”, asimismo se “presionaron testigos” y “desapareció evidencia durante la búsqueda, como una billetera”, que sería del joven desaparecido.

Además, “las coartadas de los acusados no hicieron mas que confirmar su responsabilidad” en la desaparición de Solano. “Los testimonios y evidencias confirman la participación de los policías”, argumentaron.

En el mismo fallo se rechazó el pedido de prisión preventiva para los siete uniformados. Los jueces consideraron que no se cumplen los requisitos que ameriten la detención (riesgo de fuga, entorpecimiento de la investigación). A su vez, se ordenó investigar a tres personas por falso testimonio a lo largo de los meses del juicio.