»Con todas las medidas de bioseguridad comenzó hoy el juicio que se sigue contra siete imputados que llegaron acusados del delito de robo calificado (Imagen: prensa Poder Judicial de Salta)

Las audiencias iniciaron a las 9 horas de este lunes 22 en Ciudad Judicial de Tartagal y está previsto que se extiendan hasta el jueves 25. Los imputados son Miguel Ángel Condorí Ortíz, alias “Botudo”; Jairo Herrera; Carlos David Condorí; Rosa Estela Reyes; Clemente Gareca; Juan Carlos Quiroga y Deonel Tordoya. El fiscal penal de Salvador Mazza, Armando Cazón, representará al Ministerio Público Fiscal.

Los jueces de la Sala I del Tribunal de Juicio de Tartagal, Ricardo MartocciaSoledad Rodriguez y Anastasio Vazquez Sgardelis, encabezaron la audiencia de debate que se sigue contra Miguel Ángel Condorí Ortíz (28), alias «Botudo»; Jairo Herrera (21); Carlos David Condorí (22), alias «Pety», y Deonel Tordoya (69), acusados del delito de robo calificado en grado de coautores. 

Rosa Esther Reyes (36); Clemente Gareca (26) y Juan Carlos Quiroga (37), alias «Gordo Mía», fueron imputados del mismo delito como partícipes secundarios. 

Durante la primera jornada, se leyó a los acusados la requisitoria fiscal, tras lo cual Reyes y Tordoya fueron los únicos en declarar, mientras que los demás imputados decidieron no hacerlo. 

Del juicio participa el fiscal penal de Salvador Mazza, Armando Cazón. Los imputados Carlos Condorí, Miguel Ángel Condorí Ortíz, Jairo Herrera y Rosa Esther Reyes, son asistidos por los abogados Jorge Daniel Soruco y Alejandra Marianela Ocho. Por su parte, Clemente Gareca, Juan Carlos Quiroga y Deonel Tordoya son defendidos por el abogado Juan Carlos Sánchez.

El 17 de agosto de 2018, Milton Alejandro Villa estacionó su camioneta en la intersección de calle Salta y pasaje Jujuy (Salvador Mazza) y bajó dejando a su familia dentro del vehículo. En ese momento, lo interceptan dos hombres que descienden de una motocicleta. Lo apuntan con un arma para sustraerle la llave de su vehículo; uno de los acusados intentó poner en marcha la camioneta del denunciante, pero finalmente no lo logró. 

La familia del denunciante, que en todo momento permaneció a bordo de la camioneta aprovechó ese momento para descender del vehículo. Los acusados lograron dar arranque a la camioneta y llevársela. El vehículo fue encontrado luego de numerosos allanamientos en la vivienda de uno de los imputados.