»Carmen Rojas, una de las mujeres en reclamo ante la Comisaría 42 (Imagen: gentileza)

Un grupo de madres de presos alojados en las celdas de Comisaría 42 mantienen la vigilia ante la dependencia, ya que denunciaron públicamente que Infantería de Policía ingresará a golpear a los reclusos una vez que se vayan. Una de las mujeres acusó que aprovechan el tiempo de cuarentena y visitas suspendidas para cometer los abusos sobre los detenidos.

Una de las mujeres en vigilia acusó directamente a la abogada Sarah Esper por una mala defensa de su hijo; uno de los 80 detenidos que están alojados en las cuatro celdas de la Comisaría 42. La mujer declaró que el joven de 28 años quedó detenido bajo acusación de robo de una motocicleta y ahora, bajo un cargo distinto, «lo quieren meter preso 15 años».

«Hace más de 20 días que los abogados no van a los Juzgados (…) ayer estuvimos en Ciudad Judicial, no se está trabajando (…) mientras tanto, la Infantería entra a golpear a los presos (…) después, si mueren, nos dicen que fue por el coronavirus«, denunciaron.

Otras voces señalaron que; entre el grupo; hay conocidos y violentos delincuentes con un amplio historial, por lo cual dudan que sean tan inocentes como proclaman sus familiares.

El reclamo del grupo tiene; además; el trasfondo de pasadas denuncias por abusos policiales hacia los detenidos dentro de la Comisaría 42.

Cabe señalar que ante los reiterados escapes que ocurrieron en años anteriores, se reforzaron los egresos e ingresos, como también en puertas y ventanas, como también aumentaron los controles sobre la población carcelaria.