»Concejo Deliberante de Tartagal (Imagen: prensa Concejo Deliberante)

El último informe del CIO Tartagal confirmaba un nuevo positivo de Covid-19 ayer jueves. Ante filtraciones sobre la identidad del paciente, el Concejo Deliberante emitió un comunicado donde ratificaba que se trataba de un edil. Sin embargo, se enfatizó que el concejal no había asistido por varias semanas al Concejo, primero porque se estuvo quince días a puertas cerradas y con guardia mínima y después ya no concurrió al edificio.

A través de un comunicado fechado este viernes 24 de julio, el Concejo Deliberante de Tartagal anunció que vuelven a restringir la actividad legislativa y disponiendo guardias mínimas, nuevamente. La razón se debe al reciente caso positivo de Covid-19 en un integrante del cuerpo de ediles.

El Concejo había retomado estas dos últimas semanas su labor después de 15 días sin atención al público y sesiones ordinarias motivado por la confirmación de nuevos casos y las medidas dictadas por el intendente Mario Mimessi.

Durante ese lapso, los ediles se reunieron una sola vez a pleno, cuando la reunión informativa con el COE Municipal en el salón de la casa comunal. En dicha oportunidad, se respetaron las distancias, el uso de barbijos y la disposición de alcohol en gel para desinfección de las manos.

El secretario de Prensa, Ceremonial y Protocolo; José Cervantes; desestimó las divulgaciones que afirmaban que el edil (perteneciente al grupo de riesgo) hubiera concurrido estos días al Concejo. «Hace un mes que no participa ni en las reuniones de Comisión (…) él mismo decidió no concurrir, como tampoco a las sesiones ordinarias«, remarcó.

Como argumentos a favor, el secretario hizo incapié en que las sesiones se transmiten a través de las redes sociales del Concejo Deliberante, pero también la asistencia de los ediles se plasma en el libro de Actas y una hoja de asistencia.

«Si se cierra el Concejo, es por cuidar la salud del personal de la institución», siguió, «a los demás concejales se les ha sugerido también que se queden en casa, como en las dos ocasiones anteriores (…) es decir, para todos va la disposición de no concurrencia al edificio y quedan otra vez las guardias pasivas a disposición», finalizó el secretario.