»Imagen: Internet

 

El País.bo.- Hay preocupación en el sector salud por la expansión de la enfermedad del hantavirus al Chaco tarijeño, donde en anteriores años no se presentaban casos de esta patología. Tradicionalmente, solo había reportes de los municipios de Bermejo y Padcaya. El periodo de incubación del virus es de una a tres semanas. Si se trata a tiempo es posible detener la enfermedad.

En Argentina hay contingencia epidemiológica por el brote de este mal, es así que en las dos fronteras que tiene Tarija con ese país, hay acciones de control y prevención.

Según el reporte epidemiológico de la semana número dos, se presentaron dos casos confirmados de Hantavirus en Yacuiba y uno en Bermejo. Mientras tanto, en Argentina sumaban 14 los fallecidos, uno perteneciente a la provincia de Salta, los demás son del sur, según reporte de medios de prensa.

La responsable de Epidemiología del Servicio Departamental de Salud; Sedes; Claudia Montenegro, indicó que realizan un constante intercambio de información son sus pares argentinos. Por lo cual, sostuvo que de momento no hay motivo para alarmarse, porque los casos presentados en Salta está dentro de lo esperado, pues esa provincia es caracterizada como endémica, al igual que Bermejo y Padcaya en el lado boliviano.

En ese sentido, la funcionaria manifestó que Diciembre, Enero y Febrero, que son meses más lluvia y calor, se registra el mayor número de casos, tanto en Argentina como en Bolivia. Lo que si preocupa a autoridades argentinas, es el brote en el sur, en la parte de Chubut, donde antes no se sabía dar este tipo de casos.

“Se está con vigilancia y control, sobre todo en áreas de frontera como es en Yacuiba y Bermejo. Hay una comunicación diaria, un intercambio de información vía internet -comentó Montenegro-. Se consultó a Orán para ver si hay nuevos casos, porque muchos bolivianos cruzan hacia Argentina para hacerse tratar, pero no había nada hasta la pasada semana. El momento que se presente esa situación, ellos nos comunicarán”.

Según la Organización Mundial de la Salud; OMS; no hay un “tratamiento específico” para la enfermedad: “Los pacientes deben recibir un amplio espectro de antibióticos mientras se confirma el agente etiológico”. El periodo de incubación del virus es de una a tres semanas. Si se trata a tiempo es posible detener la enfermedad.