»Trampa para ratón (Imagen: Internet)

 

El veterinario Rafael Rodríguez compartió consejos para evitar la presencia de ratones en los hogares y recomendaciones acerca de la elección de venenos y trampas. «Los roedores tienen en su comunidad individuos probadores (…) no se debe poner el cebo en la comida, sino en el agua o en condición líquida, ya que al ser zona cálida el animal bebe mucha agua», detalló como un recurso a tener en cuenta.

El Dr. Rodríguez enfatizó que los roedores tienen preferencia por lo dulce, de manera que recomendó utilizar como cebos y trampas gaseosas, jarabes o jugos con veneno como un recurso para eliminar su presencia; sobre todo en zonas rurales o periurbanas. «Cuando se barre o limpia, el polvo de deposiones vuela y puede ser aspirado, enfermendo a la gente, así que se debe cuidar la limpieza, y mantenerla». 

El fallecimiento de un peón rural de 28 años y el caso sospechoso de un joven de 19 con hantavirus llevó a que la población extreme precauciones y combatir a los roedores.

Recordó que los roedores son atraídos por la comida pero tienen individuos probadores en su comunidad, de manera que si se aplicó veneno (sobre todo los rápidos) en ellos, solo mueren uno o dos y no más. «Es más práctico envenenar el agua o los líquidos (dulces o no). Esto lleva a que el animal beba y se envenene lentamente (…) así se va produciendo falta de coagulación, y se mueren secos a los siete días». 

 

»Planta de menta

 

Otra alternativa son las trampas o los adhesivos, pero «se deben adoptar varias estrategias (…) se deben considerar y asesorarse. La lucha contra el roedor es permanente. Cuando se siente una o dos es porque ya hay una comunidad cerca, y sobre todo se debe evitar que entre en la casa». 

De las opciones en venenos presentes en el mercado, los valores oscilan entre los 30 y 50 pesos si se trata de granos; 50 y 80 pesos en el caso de los cebos y los líquidos, que pueden encontrarse a precios que rondan los 300 pesos. Todos deben ser aprobados por Senasa (suelen presentar sellos) y otros, ya que para alcanzar su salida al mercado se prueban por hasta cinco años previamente.

«A la hora de poner el veneno en granos no se debe desparramar, porque se sentirán acechados y consumirán menos. Se debe colocar en cajas, entre 20 a 30, y hacer dos agujeros; así la rata entra y come; y debemos verificar si consumió o no», cerró.

El Dato
– La tradición popular recomienda, además de contar con un gato en el hogar, sumar macetas con menta por todas las esquinas de la casa. Se cree que el olor de esta planta espanta a los ratones.