»Imagen: prensa Concejo Deliberante de Tartagal

Este miércoles se desarrolló la segunda fase del Operativo de limpieza, que tiene por objetivo erradicar nichos para el mosquito aedes aegyti, en los barrios de la zona oeste. La campaña continuará la semana entrante.

La segunda fase del Operativo se extendió a los barrios 9 de Julio, Villa Güemes, Belgrano, Santa Rita, El Milagrito, Vitiche, Comunidad La Loma y Ferroviario, de donde se levantaron 15 mil kilos de chatarra.

En comparación con la campaña de 2018, promediando la misma altura del año, la cantidad disminuyó en 10.500 kilos.

A inicios de 2019, Tartagal atravesó un fuerte brote de dengue; situación que no se presentaba con tal gravedad desde 2009, año en que la enfermedad se hizo conocida en la región.

Desde entonces, se han impulsado campañas informativas y educativas a toda la población. El virus se transmite a los humanos a través de las picaduras de mosquitos hembras infectados. 

Después de la incubación del virus durante 4 a 10 días, un mosquito infectado es capaz de transmitir el virus por el resto de su vida. Los pacientes que ya están infectados con el virus del dengue pueden transmitir la infección (durante 4 a 5 días; máximo 12) a través de los mosquitos Aedes, después de que aparezcan sus primeros síntomas.

El mosquito Aedes aegypti vive en hábitats urbanos y se reproduce principalmente en contenedores artificiales. A diferencia de otros mosquitos, es un alimentador diurno; es decir que sus períodos pico de mordedura son temprano en la mañana y en la tarde antes del anochecer.

La hembra muerde a varias personas durante cada período de alimentación y un detalle vital es que los huevos de Aedes pueden permanecer secos durante más de un año en su hábitat de reproducción y eclosionar cuando entran en contacto con el agua.