»Crédito imagen: diario El País

Este jueves por la mañana continuó el bloqueo sobre el paso internacional que une Salvador Mazza en Argentina con San José de Pocitos en Bolivia. Los manifestantes usaron barbijos; elemento que la gran mayoría en el mundo usó para evitar contagiarse de coronavirus.

De ambos lados de la frontera preocupa que no se apliquen controles estrictos para identificar a pasajeros con cuadros febriles con relación al coronavirus. La frecuencia de ocho colectivos de pasajeros de larga distancia provenientes de Buenos Aires (provincia más afectada en Argentina) es uno de los motivos del bloqueo.

El corte no evita, sin embargo, los trasbordos, como sucedió el martes por la noche. La OMS; Organización Mundial de la Salud; aseguró que no es recomendable el cierre de fronteras, ya que esta medida conlleva a perder control sobre el movimiento migratorio, generando así mayor riesgo para los habitantes.

»Crédito imagen: diario El País

Freddy Blanco, dirigente de Pocitos, propuso que los paramédicos pertenecientes al sector de Migraciones de Yacuiba se responsabilizaran de los controles tanto en la Aduana como en el paso de Sauzalito; para tranquilidad de los pobladores, petición que acercaron al ministro de salud de su país.

Los cooperativistas de la UTD en Salvador Mazza y el Comité de dirigentes del Distrito 1 de San José , impulsores de la medida, reiteraron que es por tiempo indefinido, hasta que se acerquen autoridades de salud de Argentina y Bolivia.

Como un dato llamativo, en Yacuiba el barbijo (unidad) se puede conseguir a b$1 ($10 argentinos) y en Argentina a $50. Hay algunos barbijos con motivos especiales que pueden llegar a los 200 pesos, pero neutros oscilan entre los 40 a 60 pesos.