»Paro por quinto día, con gomas a modo de advertencia y olla popular (Foto e informe: Raúl Costes)

 

El paro en la frontera inició su quinto día y no hay miras de una pronta solución, mientras que los municipales se mantienen en acampe en la vereda de la casa comunal. Taxistas anunciaron también medidas de fuerza como forma exponer de una vez a coches que prestan igual servicio pero sin ninguna autorización.

A espaldas de los municipales y del gremio, a quienes se niega a recibir desde el viernes, el intendente Rubén Méndez se presentó hoy ante el Ministerio de Trabajo en Tartagal y solicitó el llamado a conciliación; urgido por las elecciones PASO de este domingo.

El dato le fue informado a Fermín Hoyos; secretario general de ATE San Martín; y delegados, por el secretario de gobierno de la comuna fronteriza; Daniel Campos; cuando este los llamó a una reunión esta mañana en la Municipalidad.

Hoyos confirmó la presencia de Méndez en el organismo (ya habían excusado así la ausencia del intendente esta semana y se descubrió que era mentira) e inmediatamente, vía telefónica, instruyó a su secretaria en el gremio a no recibir ninguna notificación de parte del Ministerio.

En tanto, tras una corta asamblea con los manifestantes, retornó a Tartagal para atender el tema personalmente.

Los municipales de Salvador Mazza quieren que se cumpla el acta acordada en paritarias, que contempla el pase a planta permanente de 19 empleados y el pago de sueldos. Esta mañana cundió que la comuna solo cuenta con 1.200.000 cuando necesitan 3 millones para cumplir, ya que el jornal a planta permanente se paga; por acuerdo paritario; los días 10 de cada mes.