»Santiago Vargas (Imagen: prensa UCR Tartagal)

El secretario de gobierno municipal, Dr. Santiago Vargas, confirmó que la municipalidad decidió obviar la oferta de la firma bancaria debido a una serie de inconsistencias por quien se dijo el delegado responsable. La iniciativa se acercó por medio de un vecino, «de buena fe», dijo Vargas y lamentó que la comuna de Aguaray haya sido víctima del engaño.

Vargas reconoció que también los fabuladores que se dijeron representantes de la firma Banesco Universal (Venezuela) acercaron similar propuesta a la Municipalidad; cita a la que llegaron por intermedio de un vecino, quien «de buena fe» hizo el nexo para la presentación de las propuestas.

De acuerdo con el relato del secretario de gobierno, se ofrecían recursos sanitarios, la posibilidad de equipar a Tartagal con una máquina para extracción de plasma y también, construir una sucursal de la firma bancaria en la ciudad. Tales ofertas fueron analizadas tanto por Vargas como el intendente Mario Mimessi. Sin embargo, al solicitar garantías (como un correo electrónico o un número de contacto con sede central), los sujetos respondieron con evasivas.

»Imagen: prensa Banesco Universal

«Cosas así nos llegan todo el tiempo (…) había una contraprestación (…) esto porque venía un avión desde Panamá, por lo que necesitaban nafta, permisos de aterrizaje y noches de hotel para los pilotos del avión (…) como el monto era grande pedimos datos oficiales, nombres de gerente, mails y números para contactarme (…) los mails que me dieron rebotaron por inexistentes y comencé a investigar un poco más«, contó.

En primer lugar, y dado que fueron presentados como provenientes de Panamá, encontró que la firma en realidad era venezolana. Ante el tenor que iban tomando las cosas, tanto Vargas como Mimessi decidieron finalizar toda posibilidad de trato.

«Un domingo a la noche ví el anuncio en vivo desde Aguaray (…) al otro día me llega un mensaje de la persona que acompañó al intendente (Prado) con característica de la zona, pidiendo a su vez una reunión con nuestro intendente«. Descubierta la estafa, por una aclaratoria que llegó desde la propia firma, el sujeto aseguró que en realidad se debía a una «suspensión» del Banco de todas sus tratativas para esclarecer antes todos los hechos.