»Imagen: prensa Sergio Leavy

El actual senador nacional Sergio Leavy recorrió el hospital zonal junto a legisladores provinciales y concejales de su bloque en Tartagal este fin de semana. Leavy se reunió con el nuevo gerente del nosocomio y anunció que gestionará la construcción de un albergue para las familias de niños en tratamiento por desnutrición.

Sergio Leavy recorrió el Hospital Juan Domingo Perón acompañado por los legisladores provinciales Gladys Paredes y Franco Hernández; y de los concejales Elva Rodas (reaparecida tras denuncia de la secretaria de Desarrollo Humano Municipal), Jorge Luis Gabito y Fabiola Robles.

El legislador nacional lo difundió así a través de sus cuentas sociales. Recorrieron en grupo las áreas de nutrición, pediatría y se reunieron con Dr. Juan Ramón López; gerente del hospitalario. Hasta el viernes, en Pediatría había dos niños internados con diferentes grados de desnutrición y en Recuperación Nutricional 10 más, provenientes de diferentes localidades.

Creemos en el sistema de Salud Pública, pero también creemos que hay que mejorarlo, no alcanza con hacer diagnósticos; necesitamos soluciones efectivas, que generen mano de obra local, trabajo en equipo y con una mirada a largo plazo.

«El hospital está operando con algunas complicaciones: no funciona la caldera, faltan aires acondicionados y muchos de los niños que llegan lo hacen junto a sus familias, quienes no tienen en donde quedarse«, afirmó Leavy en la publicación.

El escrito finalizaba con el anuncio del senador nacional de «gestionar en Nación recursos para construir un albergue y para solucionar los inconvenientes que dificultan la atención de quienes más necesitan. A la provincia la ponemos de pie entre todos».

Otro punto planteado fue la posibilidad de crear un laboratorio propio del hospital para la fabricación de genéricos, paracetamol (alivio de dolor y reducción de fiebre) y dipirona (alivio para diferentes tipos de dolor; postoperatorio, cólico, por cáncer, migraña); que son los fármacos más demandados.

El objetivo, se planteó, no se limitaría solo a Tartagal, sino también a los centros de salud distribuidos en barrios y parajes del éjido como hospitales del departamento.