»Imagen ilustrativa

El Ministerio de Educación de Salta emitió recientemente la Resolución 140, donde establece el retorno a clases presenciales bajo una serie de considerandos que los docentes desaprueban y rechazan contundentemente. En el artículo 7, sin más, instruye a los maestros a firmar una declaración jurada aceptando que no padecen Covid-19. Posteriormente, Marita Cerezo; de ADP; dijo que hubo un «error de tipeo».

En el transcurso de la jornada, desde ADP, su referente Marita Cerezo explicó que hubo un «error de tipeo» en la redacción del texto de resolución y por lo tanto, la docencia no retornará sino hasta el 29 de julio; y no de Junio como se difundió en primer lugar.

Respecto a la fecha, Mariela Álvarez; de Tribuna Docente; manifestó que no habían recibido ninguna comunicación ni directivos de las escuelas ni los mismos docentes cuando se consultó sobre la resolución.

Desde los gremios docentes independientes se recordó que las condiciones edilicias y sanitarias no son las adecuadas para la vuelta a clases; como tampoco se han concretado nombramiento de personal (sobre todo maestranza) para acompañar en la situación.

Más allá de la aclaración brindada, la docencia resalta que el 44 por ciento del personal docente y 2.500 ordenanzas en toda la provincia, pertenecen al grupo de riesgo, por enfermedades pre existentes.

«Esta resolución falta a los futuros reclamos por cobertura de ART, porque en el artículo 6 contradicen lo que dicen los artículos 1, 2, 3, 4 y 5», señaló Álvarez. «El artículo 6 dice que no pueden iniciar ninguna actividad en las escuelas donde no se pueda garantizar el cumplimiento de los protocolos. El 80 por ciento de las escuelas no están en condiciones para cumplir con los requisitos del protocolo, debido a años de desinversión y abandono».

El segundo punto que además de críticas ha suscitado rechazo (y por extensión a todo el documento) es el artículo 7. «El gobierno descarga en el docente la responsabilidad por posible contagio de Covid-19 con la firma de una declaración jurada en donde se acepte que no se padece la enfermedad», continuó Álvarez, «En Tartagal se contagió un médico y no lo sabía; ¿por qué a un docente no puede pasarle lo mismo? Si un maestro asintomático firma y después contagia a sus compañeros o alumnos le cabe una denuncia en el Fuero Federal. Rechazamos esto, y exigimos hisopado».

Reiterando otros puntos ya planteados por otras asociaciones docentes, marcó que la resolución exige limpieza y desinfección constante de los espacios edilicios escolares, «pero no manda los recursos necesarios (…) tenemos un problema histórico de agua en el departamento y la mayoría de los ordenanzas son personal de riesgo. Que se deba llamar al 911 si alguno se descompensa no evita que los demás nos veamos afectados».

El último punto enfocaba en la Orden Regulatoria de AMT sobre el transporte en el departamento. «Los docentes estamos igualmente expuestos, porque nos movemos de una localidad a otra», cerró.

Propuestas de Tribuna Docente
– Salario igual al costo de la canasta familiar
– Límite de 10 alumnos por aula
– Infraestructura y contratación docentes como titulares para garantizarlo
Insumos de limpieza y contratación de más ordenanzas a razón de uno cada 50 alumnos para garantizar las condiciones de bioseguridad
– Sistema de transporte adecuado y gratuito
– Jubilación con 25 años de servicio y 82% móvil para resguardar a las compañera/os de riesgo

-Gabinete psicopedagógico cada 150 alumnos y docentes de apoyo e integradores para los alumnos de todos los grados y niveles
– Que las condiciones y el momento de regreso a clases sean resueltas por las bases docentes y no por un estado y gobiernos y burócratas sindicales que han sido partícipes históricos de la destrucción del sistema educativo.
– Congreso pedagógico
– No al pago de la deuda externa y nacionalización de la banca y el comercio exterior bajo control de los trabajadores para garantizar los recursos para un adecuado proceso educativo
– Centralización del sistema de salud privada y por un verdadero refuerzo del sistema bajo control de los trabajadores. Sin un adecuado sistema de salud no se puede volver a clases.

Mientras no se vuelva a clases presenciales, que se garanticen los insumos tecnológicos necesarios para el trabajo virtual, se elimine el sobre trabajo y se garanticen los insumos necesarios para su cursada. Kits escolares, etc. Que ningún estudiante quede libre y sea expulsado del sistema educativo
– Por la unidad con las familias de los alumnos para defender este pliego y la educación por un gran frente de lucha bajo este programa con todas las tendencias que respeten los métodos democráticos
– Por la organización docente democrática e independiente de los gobiernos de turno. Por una dirección clasista y bajo control de las bases. Por la recuperación de la ADP y el resto de los gremios para que la misma vuelva a ser una herramienta de lucha docente y no un ariete gubernamental contra la docencia.