»Simón Cabrera Gonzles, alias Chelo, fugó el domingo de una clínica. (Foto: Policia Boliviana)

 

La fuga del argentino Simón Misael Cabrera Gonzáles, de 38 años de edad, localidad resultó en la detención de tres efectivos policiales, hecho en el que están involucrados dos sargentos y un oficial en grado de teniente. Este último cumplía funciones de encargado de la cárcel de El Palmar, informaron medios del vecino país.

Simón Misael Cabrera González (38); argentino y con domicilio registrado en Salvador Mazza; se encontraba con detención preventiva en la cárcel de El Palmar, Yacuiba. El domingo se dio a la fuga, tras burlar a sus custodios al salir a una revisión médica. Por el hecho, fueron aprehendidos tres efectivos policiales en Yacuiba, informó el sitio El Periódico Digital.

El comandante departamental de la Policía Boliviana, coronel Freddy Gordy Soto, informó que el caso está todavía en etapa de investigación.“Lo que se conoce es que el ciudadano se encontraba detenido en la cárcel de El Palmar por un caso de asesinato y además por narcotráfico”, dijo.

Como primer paso en la investigación, el Ministerio Público ordenó la aprehensión de los tres funcionarios policiales por el delito de incumplimiento de deberes. En las próximas horas se cumpliría con la audiencia de medidas cautelares, donde el juez será quien determine la situación procesal de los integrantes de la Policía Boliviana, alojados en dependencias de la FELCC. 

Los policías cumplían sus servicios dentro de la cárcel de El Palmar. Se trata de dos sargentos y un oficial en grado de teniente. Este último era el encargado de la cárcel de El Palmar, mientras que los dos sargentos estaban como custodios.

«Los mismos se encontraban encargados de la custodia del interno y al haberse dado a la fuga, es que no están cumpliendo la función para la que han sido asignados”, mencionó al admitir las responsabilidades.

El Ministerio Público de Bolivia investiga también si es que hay responsabilidad de algún médico de la clínica privada donde fue conducido Cabrera González porque; aparentemente; tenía una orden médica falsa. Es de destacar también que la Clínica Privada Montserrat se ubica a menos de un kilómetro de la Quebrada Internacional y la investigación apunta a que bien pudo cruzar la frontera hacia Argentina.