»Diputada Provincial por el Dpto. San Martín, Gabriela Martinich (Foto: prensa Cámara de Diputados de Salta)

 

Mientras la diputada provincial Gabriela Martinich insistió en que la Comisión de la Mujer sea permanente; medida para la cual se necesita una modificación en el reglamento de la Cámara que solo el presidente Godoy puede autorizar; el intendente Rubén Méndez desactivó el Concejo Municipal de la Mujer, en Salvador Mazza.

El tema en Diputados surgió cuando se debatió el tratamiento del proyecto que busca sancionar el acoso callejero. La legisladora por el departamento San Martín expresó su apoyo a la iniciativa y explicó que el tema fue discutido en la comisión de la Mujer, que actualmente preside.

«La labor de la Comisión Especial de la Mujer, un espacio amplio y plural para discusión de diferentes temáticas (…) para trabajar con mayor libertad, es necesario que los pedidos de informes sean contestados y los proyectos oportunamente enviados para su análisis», y para ello, agregó, «necesitamos que se constituya y trabajar de manera permanente».

La Comisión está integrada por 15 mujeres, todas del bloque del Partido Obrero y del PRS. Su última labor fue el pedido de informes a la ministra Pamela Calletti, para evaluar los resultados de Ley de Violencia de Género, principalmente.

Aparte, «no queremos que se sancionen más leyes para violencia de género sin antes estudiar el digesto que tenemos, para no aprobar leyes sobre leyes», resaltó.

A la par de la iniciativa de Martinich, esta mañana se difundió en Salvador Mazza que el intendente Rubén Méndez desactivó el Consejo Municipal de la Mujer, organismo que asesoraba en materia legal, judicial, policial y municipal, y contaba con una red de contactos para asistencia en Tartagal, Salvador Mazza y Yacuiba (Bolivia).