»Imagen ilustrativa

El ejecutivo municipal determinó que el edificio comunal cierre para tareas de desinfección por las próximas 48 horas, de manera que la atención al público se retomará el lunes 10 de agosto. Entre el personal municipal se confirmaron dos positivos y por lo tanto, hay particulares en aislamiento.

Una secretaria administrativa, cuya madre había arrojado positivo a Covid-19; y un empleado de servicios fueron los confirmados a coronavirus, motivo por el cual se decidió que la Municipalidad (como en su momento el Concejo Deliberante) se someta a tareas de desinfección en cada una de sus dependencias.

Ya esta semana y la anterior se había limitado el acceso de ciudadanos al edificio y solo se permitían a aquellos que tuvieran turnos asignados previamente vía teléfono o servicio de mensajería ante la sospecha en el personal que presentó síntomas de Covid-19.

Los servicios de salud de Tartagal no desconocen que muchos ciudadanos extranjeros ingresan de manera ilegal a través de la frontera buscando ser atendidos en suelo argentino; lo cual arriesga la salud pública de la región, a lo cual se suma el descontrol sin respeto a las normas sanitarias para evitar la propagación del virus.

En actualidad, hay dos personas asistidas con respirados en el área Covid-19 del Hospital Juan Domingo Perón; según confirmaba el Lic. Santiago Vargas, secretario de gobierno. La escalada de positivos en la ciudad motivó a que finalmente se determinara decretar el cierre de comercios a las 20 horas y restringir movimientos de personas en la vía pública con el Operativo Interinstitucional de Prevención y Conciencia Ciudadana Covid-19.