»Bloqueo en el Puente Interancional (Foto: Raúl Costes)

 

Los movimientos sociales a uno y otro lado de la frontera llevaron adelante este martes su anunciado paro de 24 horas en medio de críticas del alcalde Ramiro Vallejos y explicaciones de parte de Cancillería de Argentina. Marco Antonio Cardozo Jemio, representante y apoderado legal del Comité Impulsor por la municipalización de Pocitos, cuestionó que todavía no se pusiera en marcha el Proyecto Yasma a pesar de estar aprobado.

“El proyecto se anunció con bombos y platillos”, recordó, iniciativa que fue bien recibida dado el aumento del tránsito en zona de frontera y su postergamiento, de más de una década, “no ha obedecido al interés de las autoridades de turno”, lamentó el apoderado legal.

“Cuando se abre una frontera; según el derecho internacional”, explicó, “la frontera no está restringida a que solo pasen vehículos de transporte pesado (…) el derecho internacional establece que las fronteras están abiertas o cerradas”. 

Cabe recordar que la noticia de un posible movimiento de la aduana en frontera salió a luz el pasado 21 de mayo.

 

»Foto: Marco Cardozo Jemio

 

Este martes también se comunicó que la Cancillería Argentina respondió a las consultas del Gobierno de Salta y de allí se desprendió que “no existe un proyecto para modificar el paso internacional en Salvador Mazza. Igual respuesta se obtuvo de funcionarios bolivianos ante la consulta realizada por el ministro de Gobierno, Derechos Humanos y Justicia, Marcelo López Arias”.

No obstante y pese también a las declaraciones vertidas por el alcalde Ramiro Vallejos en relación al bloqueo en el Puente Internacional, el Dr. Cardozo Jemio manifestó que la incertidumbre permanece en el lado boliviano. 

“En Bolivia, cuando un gobierno municipal (…) desea ampliar lo que se conoce omo Mancha Urbana (espacio entre el área rural y el área urbana), debe obedecer a dos procedimientos”, continuó, el primer procedimiento es un estudio físico en el lugar, donde ya se observa las construcciones que ya existen en el área rural y que no obedecen a características de zona rural”. 

Ya hecho esto, se define que el área no es enteramente rural y por eso amplia la zona urbana y se arbitran los medios legales para llevar servicios básicos (agua, energía, cloaca) y por ende, realizar el cobro impositivo y de patentes.

 

»Foto: Raúl Costes

 

El segundo paso es que se certifiquen los pasos cumplidos y de manera legítima, ley mediante que se envía a consulta a nivel nacional. Aquí interviene un Comité Evaluador, que se encarga de certificar. “No sabemos cómo hizo aprobar (Vallejos) la ampliación de la Mancha Urbana sin que en el lugar exista el 1 por ciento de predios con fines habitacionales o comerciales”. 

De allí que en el lado boliviano surgiera el nombre de Juan Carlos Nallar; ex secretario productivo de Yacuiba y cercano al entorno del alcalde Vallejos. El ex funcionario fue señalado como el propietario de varios terrenos en la zona de La Cercada.

“Los comunarios de La Cercada; que es el punto donde quieren trasladar el Paso Internacional; nos dijeron que seis meses atrás llegó un grupo de empresarios que les han comprado los terrenos”, reveló.

Esta maniobra tiene cuatro beneficios sustanciales; primero la posibilidad de obtener créditos en bancos nacionales, “pretenden lucrar con esta operación pero a costa de la muerte laboral de 50 mil personas que hoy día viven de un paso fronterizo”, en referencia a los bagayeros.