»Imagen ilustrativa

 

Sebastián Barrios, secretario general del Sindicato de Petroleros Privados de Salta y Jujuy, reafirmó que el paro no responde a un reclamo salarial y sí por el resguardo de más de 500 puestos de trabajo, por lo cual han atravesado ya tres conciliaciones obligatorias. A raíz de la medida de fuerza se afectará el abastecimiento de aeropuertos, provisión de gas envasado y el ingreso de gas desde Bolivia por Campo Durán. 

El expediente que solicita la inversión para la zona norte ingresó el año pasado y hasta ahora no hay respuestas. Si no hay respuestas para este viernes, ya con la última conciliación cerrada, el lunes 1 inicia paro por 72 horas. 

«Si este paro llega a cumplirse en las 72 horas, y al no ingresar gas de Bolivia ni de los yacimientos, (…) el caño como que empieza a desinflarse por el mismo consumo y en algún momento puede escasear el servicio», explicó Barrios a canal 11 de Salta, al tiempo que se disculpaba por lo que podría llegar a resultar.

Este miércoles ya se desarrollaban reuniones en la Cámara Industrial del Petróleo, analizando si había ofertas hacia el Sindicato que evitaran el paro. Salta y Jujuy se verán afectadas en sus aeropuertos; incluyendo General Mosconi; ya que la modalidad será sin asistencia al lugar de trabajo, provisión de gas envasado y el ingreso de gas desde Bolivia por Campo Durán. .

«Nuestro reclamo se basa fundamentalmente en dos objetivos», afirmó el sindicalista, «uno de ellos es que vengan inversiones al norte; creo que todos tenemos conocimiento que se está haciendo una inversión muy fuerte en el sur del país (Vaca Muerta), lamentablemente no así en la provincia de Salta ni en Jujuy», que son las provincias que representa el gremio.

Y el segundo, «que se nos garanticen los puestos de trabajo, al personal de las refinerías y de inyección de gas«, remarcó.

Explicó que la desinversión que los preocupa actualmente debe rever sus políticas. «Entendemos que se tienen que revisar los pliegos y los compromisos que la provincia de Salta otorga a las diferentes operadoras», enfatizó.

Si bien en el norte se nuclea a 1.100 afiliados, en todo el país son más de 4.000 personas. Este jueves 28, a las 00 horas, vence el plazo de la última conciliación obligatoria, pero; abiertos al diálogo; otorgan jueves y viernes en pos de un acuerdo y evitar la huelga. 

«Refinor ya ha notificado a este Sindicato que pone a disposición de los trabajadores las licencias, sabemos que después de las licencias vienen las suspensiones y finalmente, vendrán los despidos».